Día del Guardavidas: “La profesión enseña día a día y año tras año”

El 4 de febrero de 1978, en Playa Grande, Mar del Plata, interviene en un salvataje el guardavidas Guillermo Volpe, juntamente con otros compañeros. Terminado el salvamento, todos vuelven a la costa, excepto Volpe.

Luego de algunos minutos, la búsqueda de este guardavidas comenzó a tornarse desesperada. Todo culminó unos días después con el hallazgo de su cuerpo. La conmoción que produjo este trágico acontecimiento fue grande en Mar del Plata. Al año siguiente, sus colegas organizaron un homenaje en su memoria y desde esa primera conmemoración, ininterrumpidamente se mantiene esa tradición.

Roberto Grupallo, jefe del cuerpo de Guardavidas de Comodoro Rivadavia, en diálogo con Crónica se refirió a la fecha y comentó que “es un día que se conmemora a nivel nacional, si se podría decir de esa manera ya que lo que ocurrió es la muerte de Volpe, pero ser guardavidas es una decisión que uno toma con la ansiedad de formar parte para salvar alguna vida. Un rescatista es la persona que no solamente hace prevenciones, sino que también se prepara para el momento que ocurra algún accidente, tanto dentro del mar, como fuera”.

En esta línea, remarcó que “en el curso y dependiendo la época en la que uno sea formado, se intenta inculcar valores en donde la vida humana es lo más preciado. De esta manera, un guardavida debe entender la profesión desde este lugar y según mi opinión, siendo un servidor público para emergencias”.

¿Profesión para valientes?

Al ser consultado sobre si es una profesión para valientes, Grupallo sostuvo: “Es un oficio en donde la capacidad de arrojo es fundamental y uno en ciertas circunstancias complicadas puede tener un cierto temor, el tema es que el miedo no lo inmovilice”.

Recomendaciones para aquellos que quieran ser guardavidas

Por otro lado, brindó una serie de recomendaciones para aquellos jóvenes que quieran ser guardavidas y afirmó que “no alcanza con ser un gran nadador y tampoco si uno no sabe nadar porque hay otras variantes que entran en la formación de ser un guardavidas y en eso está la persona con la responsabilidad de poder mantenerse atenta toda la jornada en que cubre su turno y en permanente observancia de los que se bañan. Tener la posibilidad de poder ayudar fuera de su horario de servicio si hay un accidente, debe mantenerse sano y en una condición física regularmente buena para poder alcanzar los objetivos diarios. La profesión enseña día a día y año tras año, eso va haciendo al guardavidas un profesional más aplomado”.

Temporada hasta el momento

Por último, se refirió a cómo viene siendo la temporada de verano y dijo que “es una época con mucho trabajo y un verano en donde los días de calor se dan cuando la gente tiene más libertad. Hemos pasado algunas temporadas en donde el calor se hacía presente en diciembre y marzo, pero ahora no es así y entonces el servicio de guardavidas ha estado más activo que la media de las temporadas sin lugar a dudas. Ante cualquier emergencia en alguna playa que no cuente con guardavidas, recomendamos llamar al 103 (Defensa Civil) o al teléfono 297-4063240”, concluyó.

Comentar
- Publicidad -