Condenan a casi 3 años de prisión al opositor ruso Navalny

El abogado de 44 años fue acusado de no presentarse a los controles de libertad condicional en una causa que según él fue inventada por el Kremlin.

Un tribunal de Moscú condenó el martes al líder opositor ruso Alexéi Navalny a dos años y ocho meses de prisión, después de que su detención el mes pasado provocara que decenas de miles de personas se manifestaran en su apoyo en todo el país.

El activista anticorrupción de 44 años fue declarado culpable de violar una sentencia suspendida por fraude en 2014 al no presentarse a los controles de libertad condicional mientras estaba en Alemania recuperándose de un envenenamiento casi mortal que, según él, fue ordenado por el presidente ruso Vladímir Putin, publica The Moscow Times.

“Es fácil encerrarme. Lo principal en este proceso es intimidar a un gran número de personas, así es como funciona. Están poniendo a una persona entre rejas para asustar a millones”, señaló Navalny en su declaración final antes de la sentencia.

Navalny también se burló de Putin, afirmando que pasará a la historia como Vladímir el envenenador de los calzoncillos, en referencia a su denuncia de que agentes del Servicio Federal de Seguridad (FSB) colocaron el agente nervioso de la era soviética Novichok en el recubrimiento de su ropa interior.

Preocupación en Occidente

El portavoz del Kremlin, Dmitri Peskov, afirmó el martes que esperaba que la detención de Navalny no afectara a los vínculos de Rusia con los países europeos.

“Esperamos que no se produzcan tonterías como vincular las perspectivas de las relaciones entre Rusia y la UE con el residente de un centro de detención”, afirmó a los periodistas, apegándose a una tradición del Kremlin de no utilizar nunca el nombre de Navalny.

No obstante, el ministro de Asuntos Exteriores del Reino Unido, Dominic Raab, calificó la sentencia de “perversa” y pidió la liberación de Navalny y de todos los “manifestantes pacíficos y periodistas detenidos en las últimas dos semanas”. Por su parte, el  flamante secretario de Estado de Estados Unidos, Anthony Blinken, tuiteó que estaba “profundamente preocupado”.

Protestas y detenciones

Después de dos fines de semana consecutivos de protestas reprimidas en las principales ciudades rusas, gran parte del noreste de Moscú fue bloqueado por una enorme presencia policial mientras se desarrollaba la audiencia.

A lo largo del día, casi 350 personas fueron detenidas en los accesos al tribunal tras salir de la estación de metro más cercana, según la ONG OVD-Info. Solo un puñado de partidarios de Navalny consiguió colarse entre las filas policiales.

La sentencia original suspendida impuesta a Navalny era de 3 años y medio, pero el año aproximadamente que ya cumplió en arresto domiciliario como parte del primer juicio se descontará de ese tiempo, lo que significa que estará en prisión por un total de dos años y ocho meses.

Asimismo, Navalny deberá comparecer nuevamente ante el tribunal esta semana, acusado de difamar a un veterano de la Segunda Guerra Mundial. En diciembre, los investigadores rusos abrieron otra investigación penal contra el opositor, alegando que utilizaba las donaciones a sus organizaciones para fines personales, incluidas sus vacaciones en el extranjero. Esa acusación podría conllevar una pena de hasta 10 años más de prisión.

Tras el anuncio de la sentencia del martes, los partidarios de Navalny en Moscú convocaron protestas inmediatas cerca del Kremlin, a pesar de la fuerte presencia de la Policía antidisturbios en el centro de la ciudad.

Por la noche del martes, OVD-Info comunicó que más de 1.050 personas fueron detenidas en las manifestaciones a favor del activista. Fuente: Cadena 3.

Comentar
- Publicidad -