Corchuelo Blasco: “No estoy en contra de la minería, pero nos falta el debate profundo”

Muchos años atrás, en la localidad de Gastre pretendía instalarse un basurero nuclear. Esta fue una iniciativa que despertó mucha polémica y tuvo muchos detractores. Uno de los que estuvo en contra fue el exdiputado nacional José Manuel Corchuelo Blasco. El actual asesor del ministro de Salud de la Nación analizó lo que en ese momento significó el hecho y comparó esto con el debate que hoy se da en Chubut sobre la minería.

“Yo pondría por delante el valor que le damos los chubutenses a la patente que tiene nuestra provincia respecto de la protección medioambiental. Hago un homenaje al exgobernador Benito Fernández, un hombre de Estado que en 1976 tuvo que exiliarse y falleció de un cáncer de cerebro, sin poder volver a la Argentina. Él fue quien gestionó por la zona intangible de Península Valdés, que hoy es uno de los patrimonios de conservación de recursos naturales del mundo. Si analizamos lo que se ha hecho en Chubut en cuanto a protección medioambiental y recursos naturales, se da cuenta de que el trabajo ha sido muy bueno. En Chubut, además se protege a las ballenas y tenemos una muy fuerte protección de bosques, río, arroyos y lagos”, sostuvo el exministro de Salud de Chubut.

Luego, al rememorar lo que fue el debate por el basurero nuclear en la localidad de Gastre, Corchuelo Blasco recordó que en ese momento debatió intensamente para evitar la instalación del basurero en el pequeño pueblo de la meseta chubutense. “El peronismo, movimiento al que pertenezco, era el partido que planteaba la instalación de un basurero nuclear de alta complejidad en Gastre, y sin embargo con el protagonismo de la comunidad acompañando, pudimos asegurar que no se instalara. Recuerdo que desde muchos años atrás el contraalmirante Carlos Castro Madero, titular de la Comisión Nacional de Energía Atómica, fundamentaba y hacía una extensión profunda de por qué Gastre podía recibir los elementos de descarte de las grandes plantas nucleares. La lucha por este tema, fundamentalmente la dimos en la Cámara de Diputados” de la Nación.

En el año 2003 se realizó el plebiscito sobre minería en Esquel, que generó una vocación de opinar de la gente después de largos meses de lucha. En dicho plebiscito la opinión por el “no” ganó por un ochenta por ciento. A partir de ese momento, se emitieron una serie de leyes referidas a la minería.

Un proyecto acelerado

Refiriéndose puntualmente al actual proyecto de zonificación minera, el Corchuelo Blasco se mostró crítico al afirmar que “es un proyecto acelerado. Es entendible, de todos modos, si todos nosotros entendemos que hay un esquema nacional de necesidad de actividades que generen inversiones que signifiquen salir del pozo gravísimo que heredamos del gobierno de Mauricio Macri. El dólar es uno de estos puntos necesarios para corregir la crisis económica. La realidad marca que el proyecto recién se va a terminar de determinar en los primeros tres o cuatro meses de 2021”, resaltó el entrevistado.

Corchuelo Blasco: “No estoy en contra de la minería, sí contra la megaminería con tóxicos y cianuro”

José Manuel Corchuelo Blasco se refirió en diálogo con Crónica al debate por la zonificación minera que se da hoy en Chubut, quizá hoy uno de los temas más sensibles en la provincia, que se da en un marco de acalorado debate entre detractores y aquellos que se muestran a favor. El exministro de Salud de la provincia dijo no estar en contra del proyecto minero, pero advirtió que, según su criterio, para que la iniciativa se apruebe deberá garantizarse una activa participación de la sociedad, y debería asegurarse que no se dañe el medio ambiente.

Al brindar su postura concreta sobre la minería el exdiputado nacional planteó no estar en contra de la iniciativa, pero advirtió que el proyecto debe tener ciertas características especiales. El exdiputado nacional remarcó la necesidad de que haya participación ciudadana y un amplio control medioambiental si es que efectivamente se aprueba la zonificación minera en Chubut.

Leer más  Covid-19: Rada Tilly cuenta con 50 casos activos

“No estoy en contra de la minería, mis hijos nacieron en esta tierra, que es la Patagonia, un lugar que amo. Nacieron arriba de una mina hidrocarburífera y gasífera. ¿Cómo voy a estar en contra de la minería, si yo vivo en una zona en donde la minería es factor de desarrollo, de trabajo y proyectos? Ahora bien, respecto de la otra minería, siempre he dicho que hay que proteger el ambiente, y por ello condiciono siempre mi aceptación a que no se esboce siquiera el concepto de megaminería, ni la utilización de cianuro ni otros elementos tóxicos. Tengamos en cuenta otros temas importantes, y eso es, ¿qué sostenibilidad hay hacia el futuro cuando la explotación minera culmine con el vaciamiento de los yacimientos? ¿La gente, las poblaciones, están pensadas en esa ecuación? Hablan de que no se van a contaminar los ríos, ¿pero acaso saben cuáles son las napas subterráneas de esos ríos? Cuando tratamos el tema del no al basurero nuclear en Gastre, uno de los fundamentos para la no instalación fue el hecho de que no había estudios concretos de por dónde pasaban los ríos y las napas subterráneas”.

Leer más  Meiszner: “Vamos a armar una mesa de trabajo con los gremios docentes y a poner fin al conflicto”

La megaminería sin megaminería

El exministro de Salud de la provincia reforzó su argumento del cuidado ambiental y reclamó que no se usen tóxicos ni cianuros si es que finalmente se aprueba el proyecto. Además, se refirió al empuje que hay desde la meseta chubutense para que se apruebe la zonificación minera y, en concordancia con lo dicho por otros actores del arco político provincial, reclamó que desde hace años que no se implementan políticas de desarrollo para las localidades de la meseta. Entonces, ahora pareciera ser que la única salvación para esta zona de la provincia es la minería.

“Cuando yo hablo de la minería, en mi esquema de diálogo planteo que no tienen que usarse tóxicos ni cianuros, es decir, megaminería sin megaminería, con un control ambiental sólido. Además, la sociedad tiene que tener una altísima relación, pero no me quedo solamente con eso. Pienso que nos falta el debate profundo. La UNPSJB realizó un profundo análisis del tema y se mostró en contra del proyecto como estaba planteado, y esto es algo que lo dijeron y aprobaron hace dos años en el seno del Consejo Superior de nuestra universidad, ingenieros, geólogos, sociólogos, biólogos, alumnos, egresados y conciliarios del personal no docente. Con el planteo en las condiciones actuales, no estamos dispuestos a acompañar. Mientras no haya un profundo debate, nosotros no vamos a acompañar”, señaló el médico.

En esta línea, Corchuelo Blasco reiteró que en lo personal no le tiene miedo a la minería, en tanto y en cuanto el debate sea serio, sólido y tenga conclusiones que lleven a un buen camino. El 9 de diciembre del año pasado, el médico analizó el tema en la red social Twitter: “Nuestras aguas en superficies y en profundidad son fuentes de vida y factor de desarrollo. Ahora el agua cotiza en Wall Street. Conocimientos significativos y profunda reflexión crítica en minería es el camino”.

Además, subrayó que es entendible la necesidad de la gente de la meseta de tener fuentes de trabajo, pero advirtió: “¿qué pasó en los últimos años en Chubut? Se pudieron haber planteado alternativas para el desarrollo de todas estas localidades. Son lugares que tienen muchas alternativas y posibilidades”.

“Yo sería un hipócrita si dijera que estoy en contra de la minería. Viviendo en Comodoro Rivadavia, no puedo decir que estoy en contra del proyecto. Sin embargo, no comparto para nada el mecanismo que están planteando actualmente, no comparto los elementos dados y cómo están dando la discusión. Dentro de todo ello, me duele en el alma cosas como las declaraciones de la diputada Lloyd Jones o el escándalo en el que se vio involucrado el diputado López. La verdad es que no nos merecemos eso, nos merecemos buscar el debate sano y dejarnos de jorobar con esas desvergüenzas”, remarcó el profesional de la salud.