Falleció Ale por covid luego de contagiarse durante su detención

Juan Luis Ale, exfefe de la Policía del Chubut

El exjefe de la Policía del Chubut y diputado provincial Juan Luis Ale, quien se contagió de Covid-19 en la Comisaría Primera de Esquel donde estaba alojado tras ser condenado por abuso sexual, falleció la mañana de ayer.

Hace prácticamente una semana, el exjefe de la Policía del Chubut y diputado provincial, Juan Luis Ale había sido internado en el Hospital de Esquel tras contraer Covid-19 en la Comisaría Primera de la localidad donde se encontraba alojado tras dictarse la prisión preventiva luego de ser condenado por la justicia de Puerto Madryn a ocho años de prisión por el delito de abuso sexual.

En este marco, luego de que varios efectivos de la dependencia contrajeran la enfermedad, Ale se contagió y con un cuadro febril, de dolor estomacal, dificultad para respirar y otra sintomatología correspondiente con coronavirus fue trasladado al nosocomio donde se determinó su internación.

Ya al comienzo del fin de semana este medio informaba la gravedad del cuadro que presentaba, el cual fue empeorando con el paso de los días de manera que ayer terminó falleciendo.

En diálogo con Crónica, el abogado defensor de Ale, Daniel Sandoval, expresó: “Ale ingresó con una neumonía bilateral que le produjo desde el inicio la disminución de la capacidad aérea y de oxigenación de órganos vitales para su salud integral y tenía tres circunstancias que en su momento fueron mencionadas a la Justicia, un problema renal importante, hipertensión y una situación estomacal por la que estaba haciéndose estudios que sería del tipo ulceroso, sin perjuicio de los demás factores de riesgo, hablamos de una persona de casi 70 años, faltaban pocos meses para que los cumpliera” y continuó: “Todas estas cuestiones fueron explicadas al momento de la audiencia pero el juez hizo caso omiso de las pruebas que incluso fueron explicadas por el médico tratante, entonces el mismo juez que antes había sido denunciado por el señor Juan Ale fue el que dictó la prisión preventiva cuando debería haberse excusado y las juezas revisoras convalidaron esto”.

De esta manera, sostuvo que “a los 15 días de dictarse, contrae esta enfermedad en la Comisaría Primera de Esquel cuando ya había personas infectadas, funcionarios públicos, que no lo hacían con mala intención pero la transmisión comunitaria ya ocasionaba este problema” y aseguró que “él ingresa al hospital con cierto deterioro y el sábado pasado en horas de la mañana se informa que el comportamiento del virus había avanzado en un 50 por ciento de su capacidad física siendo un cuadro problemático. El domingo este cuadro empeoró siendo una situación grave que se avizora irreversible y terminó con su fallecimiento hoy (por ayer) a las 11:30 horas”.

Sandoval: “Una persona falleció por un capricho o una falta de visión o perspectiva humana del derecho”

El abogado de Juan Ale adelantó que se realizarán denuncias contra todos los que actuaron para que se dictara la prisión preventiva del exjefe de la Policía condenado por abuso sexual, al considerar que este hecho fue el que desencadenó su muerte.

Te puede interesar
En Comodoro - Rada Tilly se reportaron 62 nuevos contagios de Covid-19 y ningún fallecido

A partir de lo ocurrido, el abogado de Juan Luis Ale, Daniel Sandoval, explicó que “una persona falleció por un capricho o falta de visión o perspectiva humana del derecho penal, esto en la actualidad debería estar también medido por ciertos parámetros de lo que ha dado todos los fallos de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos y es lo que tiene que ver con la prisión preventiva que estaba cumpliendo Ale cuando se podían aplicar otras alternativas” y añadió que “los jueces no quisieron entender esto, fueron inflexibles del proceso penal humanitario y dieron más entidad a un proceso penal institutivo donde sometieron a una persona a una pena anticipada y ocurrió lo que sabíamos que iba a ocurrir”.

En este marco, el abogado mencionó que el año pasado todos los tribunales federales tomaron en cuenta que era problemático que existiera circulación de personas en estos espacios pero lamentó que “la Justicia de Puerto Madryn, el juez (Marcelo) Orlando, quien ya había sido denunciado por Ale en el Consejo de la Magistratura, no se apartó y dispuso la prisión preventiva, su postura era demasiado marcada”.

Ante ello, y luego de que Ale se enfermara es que nuevamente se interpuso un recurso solicitando su arresto domiciliario el cual había sido concedido el pasado viernes por el Superior, no obstante falleció.

Así, el abogado adelantó que “se va denunciar al juez (Orlando), a la fiscal (Hernández) y a la Policía de la Provincia del Chubut porque no se dispusieron los medios de seguridad e higiene que corresponden, esta falta de responsabilidad y previsibilidad se constituyen en un incumplimiento de deberes de funcionario público para todos” y concluyó diciendo: “Mañana (por hoy) se deberá hacer la autopsia para justificar y dejar constancia de la enfermedad de base que ya se habían demostrado antes, dando cuenta de la desproporcionalidad y todo lo que pasó”.

Ale antes de su muerte: “Les dije que le tenía miedo al covid y que no quería morirme antes que mi madre”

Trascendió un audio de Whatsapp de una breve conversación del extinto comisario y un amigo suyo, apenas unas horas antes que se conociera su fallecimiento a causa de coronavirus en el hospital de Esquel.

Trelew (Agencia) Al comisario retirado Juan Luis Ale –hoy difunto– le denegaron la oportunidad de cumplir su detención en prisión domiciliaria pese a que estaba por cumplir los 70 años que la ley requiere para acceder a ese beneficio y que era una persona con factores de riesgo: con comorbilidades, como se dice hoy. Por el contrario, lo pusieron preso en una comisaría con policías enfermos de coronavirus, con lo que era casi seguro de que se iba a contagiar.

Ale –que tenía una condena aún no firme por abuso de menores– estuvo hasta ayer internado en el hospital de Esquel, al que había sido trasladado la semana pasada con un cuadro de covid positivo desde la comisaría del pueblo, en donde esperaba detenido que le revisaran el fallo con el que el año pasado, al cabo del juicio, lo habían sentenciado a 8 años de prisión. Él, siempre dijo que era inocente, al igual que sus hijos.

Te puede interesar
Rada Tilly sumó 1 nuevo caso de coronavirus

Un amigo tuvo oportunidad de hablar con Ale vía Whatsapp, apenas unas horas antes de que se conociera su deceso y Crónica tuvo acceso a esa corta conversación en la que el exjefe de Policía y otrora legislador provincial refería -entre otras cosas- sentirse agitado y aseguraba haberse contagiado de alguno de los policías que lo custodiaban o tenían trato con él en la comisaría de Esquel, en donde se supo, justamente, hace unos días, que había varios uniformados infectados con el virus.

Ale en esa conversación afirma que estaba detenido “por un capricho”, según él, del juez Francisco Marcelo Orlando de Puerto Madryn.

“Ya sabrá que estoy internado; estoy en terapia, con covid. Me agarró muy fuerte, y la verdad amigo nunca pensé en terminar así”, le decía a su amigo al comienzo de una corta charla por mensajes de audio en Whatsapp.

“Esto se lo debo al juez (Francisco) Orlando y su espíritu revanchista. A una Justicia que no tiene ningún respeto por el ser humano”, agregaba. “Porque les dije en una audiencia: No me da vergüenza decirlo, pero tengo miedo del covid (y lo dije) varias veces. Les dije que no quería morirme yo antes que mi madre y ni bola”, contaba quejándose.

“A mí me gusta vivir acá (por Esquel); me gusta vivir al aire libre: ¿dónde me voy a ir? Ni pelota (me dieron). Y mire ahora. Encima, la Jefatura de Policía en vez de decir; ´Vamos a llevarlo ahí a la (sede de la Policía) Montada y que de paso se haga los estudios que tiene que hacerse; no fueron capaces de hacerlo”, le expresa Ale a su amigo unas horas antes de morir.

“Si me pasa algo, esta gente algo va a tener que pagar. Porque en el lugar donde estaba era lógico que me fuera a contagiar, si hay un montón de policías aislados, que no lo dicen, lo ocultan (…)”, aseguraba.

“Si me nota agitado es porque realmente lo estoy. Lamentablemente. Y qué voy a hacer, pero acá hay culpables. No tiene nada que ver que estén convencidos de que sea cierto (lo de los abusos) y que me hayan condenado, ¿por qué no me dieron el arresto domiciliario, como lo había pedido el abogado con todo respeto? ¿Y de qué peligro de fuga me hablan? Capricho, capricho y capricho”, acusaba Ale y seguidamente denunciaba: “El juez Orlando me dejó (preso) por venganza. Como yo lo denuncié por haber dado a conocer el veredicto a la prensa antes que a mí”.

“Yo le dije con toda crudeza a mis hijos: Ojalá que salga a flote pero la cosa va mal entonces les pedí que se animaran así les cueste años a hacer que estos tipos paguen esto. Que paguen, desde el punto de vista judicial, lógicamente”.

Según lo que trascendió desde el cercano entorno de los hijos del extinto comisario retirado, estarían decididos en iniciar acciones legales y denunciar al juez Orlando, aunque ninguno de ellos ha salido a confirmarlo todavía.

Comentar
- Publicidad -