“Este es mi barrio y acá mando yo” le dijo “Chatrán (h)” a un policía y lo golpeó

Escribiendo su historia personal, Julián Hernández -hijo del conocido y varias veces detenido por estafas “Chatrán” Hernández- fue detenido en la tarde del viernes por violar la ordenanza municipal de ingerir bebidas alcohólicas en la vía pública y por insultar, atacar y lesionar a un efectivo policial pero, tras unas horas en guarda policial, finalmente fue liberado en la mañana de ayer luego de realizarse la audiencia de control de detención.

El hecho surge luego de las denuncias realizadas ante la Seccional Tercera, en las que se señalaba que un grupo de jóvenes se encontraban consumiendo bebidas alcohólicas en un playón de calle Carlos Gardel, lo que ameritó la presencia policial a constatar la supuesta violación a la ordenanza municipal, encontrándose con tres jóvenes tomando cervezas.

De los tres hombres jóvenes, al menos dos de ellos acataron la orden de abandonar la ingesta pero el tercero reaccionó violentamente insultando a los efectivos y amenazándolos verbalmente en principio, señalándoles: “Yo hago lo que quiero, este es mi barrio y acá mando yo”, informó la policía.

Ante el pedido de que se calme y en la insistencia de que abandone la bebida, la reacción se tornó en violenta, arrojando golpes de puño al efectivo actuante, golpes que lesionaron al uniformado en una de sus manos, por lo que finalmente logró ser reducido mientras el joven continuaba forcejeando y lanzando golpes en el intento de evitar su detención, añade la información.

Te puede interesar
Detuvieron a la pareja de Ivana Módica, la mujer que desapareció en La Falda

Reducido y trasladado a la seccional policial en averiguación del delito de atentado y resistencia a la autoridad, el joven fue identificado como Julián Hernández -también conocido como Chatrán, al igual que su padre- quien estaba acompañado por Matías Zamora y Ezequiel Saavedra, todos mayores de edad y a quienes se les labran actas por ingesta de alcohol en la vía pública.

Tras la puesta en conocimiento de las autoridades judiciales, finalmente se dispone la demora de los jóvenes en sede policial hasta la audiencia de control de detención que se realizó ayer por la mañana cuando, a pesar de la contravención, la resistencia a la autoridad y la lesión ocasionada a uno de los efectivos -por parte de Hernández-, el juez actuante dispone la liberación de los aprehendidos.

Reacción de la madre

Tras la intervención del personal de la Seccional Tercera ante una ingesta alcohólica, que derivó en una detención por resistencia a la autoridad y lesiones a un efectivo, existieron detalles del caso que se destacaron y transformaron la situación en un caso para tener en cuenta ante las disímiles reacciones de uno de los detenidos y de su progenitora.

En el primero de los casos, es la actuación impune del accionar que se manifiesta en los dichos, amenazas y ataque al personal policial del joven Hernández quien, como un personaje relevante de la barriada, intentó imponer su condición de “figura conocida” para evitar la intervención policial.

Te puede interesar
Detenido por daños en exhibidor y robo en un supermercado

El otro detalle es que los tres jóvenes aprehendidos se movilizaban en un BMW 5281 propiedad de Hernández que no fue secuestrado debido a que la ingesta de alcohol se realizaba en la vereda y no dentro del vehículo, por lo que al momento de la detención y para evitar que el auto quedara en la calle se puso en conocimiento a la madre del joven para que lo retirara.

Lejos de acercarse a retirar el auto, la madre del joven señaló que no se acercaría al lugar de los hechos a buscar el vehículo y que si su hijo había cometido alguna falta que se las arreglara por su cuenta, marcando la responsabilidad que le cabe a Julián Hernández -de 21 años- por su accionar.

Comentar
- Publicidad -