A casi dos años del cobarde crimen de un pibe de 15 años podrían conocerse sustanciales novedades del asesino

El caso de Sebastián Poblete Currumil (15) sucedió en el invierno de 2019 y todavía no tiene imputados ni detenidos. La madre de la víctima lo está investigando.

Trelew (Agencia) A casi dos años de un cobarde asesinato, el de un chico de 15 años al que mataron de un tiro en la espalda en el barrio Tiro Federal de Trelew, se podrían conocer sustanciales novedades respecto del que disparó y de sus cómplices.

Así lo vaticinó la madre de la víctima, una mujer como pocas, que al ver que la investigación del crimen de su hijo “no se movía” y que por ende no arrojaba resultados, tomó la decisión de llevarla ella adelante y presionando a la policía y al fiscal logró que se hicieran procedimientos en los que se incautaron armas y hasta el vehículo en el que se habría movilizado el asesino.

A Sebastián Poblete Currumil, alías Javito, lo asesinaron la mañana del 27 de julio de 2019 en las inmediaciones del pasaje Cipolleti casi en su intersección con José Ingenieros. Allí le dispararon con un arma de grueso calibre, el pibe que iba en una bicicleta hacia la casa de su novia cayó malherido y luego que nadie lo socorriera murió llegando al hospital.

Su madre a los pocos días, cuando vio que en la investigaciones del caso no había avances y que quienes andaban en el auto desde el que le dispararon a su hijo aquella madrugada se movían impunemente, empezó una difícil tarea, la de averiguar con eventuales testigos lo que sabían del homicidio y del autor, y así logró que la policía al menos tuviera una pista que hasta el momento ha sido certera y que apunta a una banda de maleantes que están involucrados en otros hechos de sangre.

De esa manera la madre de “Javito” ha aportado datos al fiscal del caso que podrían dar sus frutos en los próximos días. Se habla incluso de imputaciones concretas a los que estuvieron involucrados en el homicidio del pibe y a la realización de unas pericias cuyos resultados podrían ser contundentes para incriminarlos. Ella, la madre de Sebastián Poblete Currumil por ahora prefiere el silencio.

Comentar
- Publicidad -