Massoni despertó indignación en Trelew al allanar sin orden judicial un templo evangélico y un centro cultural

Trelew (Agencia) El ministro de Seguridad Federico Massoni protagonizó en Trelew una sucesión de hechos que fueron considerados por muchos como “verdaderos excesos”, abusos de autoridad, cuando el fin de semana irrumpió sin orden judicial y con muchos policías a una iglesia evangélica, mientras allí se desarrollaba un culto cristiano y a un centro cultural.

Todavía no se sabe qué buscaba Massoni con allanar esos lugares porque ni él, ni algún representante del Gobierno dieron explicaciones públicas al respecto. Lo que se vio y quedó registrado con filmaciones de teléfonos celulares fue una auténtica demostración de “abuso de autoridad” que debería ser investigada por la Justicia; pero hasta aquí ningún fiscal recogió el guante, como en las innumerables denuncias que el año pasado le hicieron al funcionario por actitudes similares, en los controles que él mismo encabezaba al comienzo de la cuarentena.

Un portal de noticias de la provincia subió un pequeño tramo de un video, que parece haber sido interrumpido abruptamente, en el que se alcanza a ver a Massoni de espaldas con una gorra oscura y una remera blanca, observando en una supuesta actitud censuradora a una pastora que en ese momento hacía sus oraciones frente a los feligreses.

También se ve “ganando posiciones” dentro del templo cristiano al polémico director de Seguridad de la plana mayor, el comisario Paulino Gómez, el mismo que “mandaba a meter gente presa” por Whatsapp el año pasado en Trelew, en un caso que llegó a hacerse popular más allá de las fronteras de la Argentina pero como un claro ejemplo de una violación a los Derechos Humanos.

Te puede interesar
Lavado de dinero: allanan en Rosario la mansión de un expiloto de F1 en un caso ligado al senador Armando Traferri

Por ese hecho que está en el despacho de un fiscal de Rawson, Gómez nunca fue llamado por la Justicia, cuando hay un pedido expreso en ese sentido de “Amnistía Internacional” y de otras organizaciones internacionales de Derechos Humanos que hasta la fecha no se han cumplido.

Gómez, que es hermano del jefe de Policía, formó parte del verdadero convoy de patrulleros, vehículos sin identificación, motos y camionetas camufladas con efectivos pertrechados como si fueran a la guerra, que el domingo a la tarde recorrió los distintos barrios y el centro de la ciudad, encabezado por Massoni.

Con ese inexplicable despliegue en el que el ministro de Seguridad aprovechó fotografiarse y hacerse filmar por su fotógrafo personal, llegaron a un centro cultural que queda al sur del centro de Trelew, en la calle Ameghino.

Allí, rodearon el lugar e irrumpieron intempestivamente, en presunción, como lo hicieron en el templo evangélico, para evitar la aglomeración de gente, pese a que había pocas personas en las instalaciones allanadas por Massoni. Hay muchos indignados con las operaciones que hace el ministro en Trelew, las que consideran abusivas y rayanas con el delito.

Comentar
- Publicidad -