Athletic Bilbao le ganó la Supercopa al Barcelona, que sufrió la expulsión de Messi

Buenos Aires (NA) – El Barcelona, que sufrió la expulsión del argentino Lionel Messi por agredir a un rival sobre el cierre del juego, cayó ayer en tiempo extra frente al Athletic Bilbao en la final de la Supercopa de España, tras igualar 2 a 2 en los 90 minutos, y dejó escapar la chance de alzar el trofeo del certamen.

El francés Antoine Griezmann, a los 40 minutos de la primera parte, puso en ventaja al Barcelona, pero Óscar De Marcos igualó el encuentro a los 42 de la misma etapa.

Ya en el complemento, nuevamente Griezmann le permitió al equipo catalán pasar al frente a los 31 minutos, aunque los dirigidos por Ronald Koeman no lograron liquidar el partido y Asier Villalibre volvió a sellar el empate para pasar al tiempo extra, donde Iñaki Williams decretó el 3 a 2 definitivo y le permitió al Bilbao levantar la Supercopa.

El capitán del elenco culé, por su parte, vio su primera tarjeta roja en un cotejo oficial del Barcelona tras golpear sin pelota a su marcador, el propio Villalibre, antes de culminar el alargue, algo que no fue advertido por el árbitro pero sí por el VAR.

“La Pulga” se había perdido la semifinal del miércoles pasado frente a la Real Sociedad, pero viajó a la ciudad andaluza para estar junto al plantel y finalmente fue titular pese a la molestia muscular que tenía en la pierna izquierda.

Te puede interesar
Anotó Messi, pero el Barcelona empató

De esta manera, el “Barça” dejó escapar la posibilidad de cosechar una nueva consagración, la primera de la mano del holandés Koeman.

El último título del Barcelona fue la LaLiga 2018/19, cuando todavía Ernesto Valverde era el entrenador, aunque en la Supercopa es el máximo ganador con 13 trofeos desde su inicio en 1982.

Comentar
- Publicidad -