Un hombre de 48 años murió ahogado en Playa Bonita

Mauricio Alejandro Opazo tenía 48 años y había concurrido ayer a la playa a disfrutar de la jornada junto a su familia pero se ahogó mientras nadaba. Pese a que fue sacado del agua y le practicaron maniobras de RCP no pudieron salvarlo.

Mauricio Alejandro Opazo de 48 años fue a disfrutar la agradable jornada del domingo, que registró temperaturas cercanas a los 27 grados, junto a su familia en Playa Bonita, ubicada en el límite entre Comodoro Rivadavia y Caleta Olivia, Santa Cruz, prácticamente frente al Puesto Ramón Santos, pero lo que iba a ser un día de dispersión y entretenimiento para ellos terminó resultando en una tragedia, pues el hombre falleció.

De acuerdo a lo informado, poco antes de cumplirse las 18 horas, Opazo ingresó al agua para nadar pero el oleaje reinante hizo que poco a poco fuera desplazado de la costa sin poder retornar y en su intento por salir del agua comenzó a ahogarse.

Al advertir que el hombre luchaba por su vida, familiares y personas que se encontraban también en la playa concurrieron a asistirlo al notar lo que ocurría y lograron sacarlo del agua inconsciente pero, presuntamente, ya estaba sin vida.

Durante cerca de media hora le practicaron maniobras de Reanimación Cardiopulmonar (RCP) en busca de que volviera en sí, mientras aguardaban la llega de personal sanitario, pero ya nada se pudo hacer el hombre ya había perdido la vida.

Te puede interesar
En esta ciudad también se pidió justicia por Úrsula Bahillo

Al lugar se acercó personal de Prefectura Naval Argentina, personal policial de la Comisaría de Rada Tilly y también de la policía de Santa Cruz, y al poco tiempo arribó una ambulancia del Servicio de Emergencias Médicas (SEM) 107, siendo éstos últimos quienes constataron el deceso, convocándose una vez corroborado a Criminalística para realizar las actuaciones de rigor.

Comunicación y falta de guardavidas

Tomar conocimiento del caso se tornó una verdadera odisea pues en el sector hay escasa señal telefónica de manera que una de las opciones fue alertar en el Puerto Ramón Santos para que dieran aviso sobre la emergencia siendo una situación compleja también debido a las distancias.

De igual forma, la carencia en la playa de guardavidas termina haciendo peligroso para los ciudadanos el ingreso al mar ya que ante eventualidades no pueden ser asistidos, pues la playa no está habilitada y por ello no cuenta con el servicio.

Utilero de Newbery

Mauricio Alejandro Opazo, residía en el barrio Ceferino y era conocido bajo el apodo “Capón” por sus seres queridos. Era utilero de la primera división del Club de Jorge Newbery, fue arquero de los veteranos de Newbery durante mucho tiempo y formaba parte del grupo de personas que se encargaba de la Olla Solidaria del Club, una persona muy apreciada dentro de la institución de sus amores.

Comentar
- Publicidad -