La mortandad de numerosas aves en la playa de KM 8 fue por botulismo aviar

De acuerdo con los datos arrojados por la necropsia, los animales que el jueves fueron encontrados sin vida en la zona costera de Kilómetro 8 resultaron afectados por la enfermedad de botulismo aviar. Aún resta contar con pruebas de laboratorio.

El día jueves Miguel Soto, integrante del Club de Pesca “El Pique”, concurrió a la playa detrás de la empresa Petroquímica en la zona de Kilómetro 8 y se encontró con un terrible panorama con decenas de patos y otras aves muertas o agonizando, de manera que tomó imágenes del lugar que rápidamente se viralizaron, tomando intervención el Municipio a través de la Subsecretaría de Ambiente y de Bromatología y Veterinaria. Asimismo biólogos desde la Red de Fauna y de la Universidad Nacional de la Patagonia San Juan Bosco (UNPSJB) también se acercaron al lugar para desempeñar su labor.

Además de tomar muestras del agua de mar, como también de los efluentes que en ese sector caen directamente al mar, se llevaron animales muertos para su análisis, mientras se rescató a los pocos que quedaban convalecientes, unas doce aves, logrando salvar a diez de ellas.

Así también se hicieron estudios de rigor para determinar la causa de muerte de las aves y se determinó que sería la enfermedad de botulismo aviar, aunque restan otros estudios para terminar de confirmar el diagnóstico.

En diálogo con Crónica, el médico veterinario del servicio de Veterinaria y Control Sanitario de la Municipalidad, Basilio Stankewitsch, en diálogo con Crónica detalló que “aparecieron 83 aves muertas, principalmente patos, había algunos gaviotines y teros, estaban detrás de la planta de Petroquímica y como hay un efluente cloacal se pensaba que podría tratarse de algún derrame tóxico o contaminante, entonces se tomaron muestras de agua y se llevaron animales para analizar”.

En este sentido, el veterinario mencionó que los animales que estaban convalecientes presentaban sintomatología neurológica, se tambaleaban, tenían falta de sensibilidad, estaban flácidos y no tenían reflejo vertebral, de manera que fueron llevados a instalaciones de Comodoro Conocimiento en el puerto utilizadas por biólogos, una vez allí se les hizo un tratamiento en base a carbón activado, vitamina D e hidratación y de doce animales dos murieron mientras el resto está evolucionando favorablemente.

Toxina botulínica

“Saqué cuatro animales muertos para hacer una necropsia y en base a los síntomas que tienen y datos que arrojó la necropsia, llegamos a un diagnóstico presuntivo de botulismo aviar, faltaría corroborarlo con pruebas de laboratorio de manera que están las muestras en guarda para analizar” afirmó Stankewitsch y añadió que “no es algo contagioso para el ser humano, esta enfermedad es producida por una espora que está en el suelo, por la manera de alimentarse de los patos que son filtrantes, cierran el pico y comprimen, sale el agua entonces queda el barrito y consumen esto. La espora es la semilla de la bacteria, tienen su producto de desecho con toxina botulínica, esta toxina se absorbe por intestino y produce parálisis flácida”.

Asimismo, el profesional indicó que los cambios de temperatura y el calor hacen que se active aun más la espora que se encuentra en el suelo en todo el litoral marítimo.

Descartado el envenenamiento

“Fui a SENASA para averiguar por laboratorios y me dijeron que hace unos 15 años atrás hubo un problema similar con patos en la zona y comentaron que en Puerto Deseado también hubo un problema similar, no es algo que ocurra con frecuencia pero puede volver a ocurrir” remarcó al tiempo que planteó que “prácticamente por la sintomatología yo descarto envenenamiento, se inició el tratamiento indicado y responden. La gente de la universidad también colectó aves muertas y tomó muestras de agua para analizar y ver si no hay otra cosa de fondo también”.

Comentar
- Publicidad -