Ex directivo de la DEA puso en duda la confianza en el sistema de justicia mexicano tras exoneración de Cienfuegos

Aseguró que las pruebas eran bastas, pues la investigación alrededor del general en retiro duró varios años.

Luego de la exoneración del general en retiro Salvador Cienfuegos, ex secretario de la Defensa Nacional (Sedena), múltiples actores de la vida política, pública o analistas de seguridad, han expresado sus opiniones alrededor de la resolución de la Fiscalía General de la República (FGR).

Por su parte, el ex director de Operaciones Internacionales de la Agencia Antidrogas estadounidense (DEA), reveló en entrevista con Milenio Televisión que la resolución no fue una sorpresa para él.

Además, dijo a la periodista Azucena Uresti que se trata de “una mancha muy grande en el sistema de justicia mexicana” y que probablemente el general ahora se convierta en “un modelo de la corrupción y de la impunidad.

Aseguró, además, que esto tendrá un gran impacto en los acuerdos bilaterales que pudieran darse entre ambos países en materia de seguridad y puso en duda la confianza en el sistema de justicia.

“Se trata de eso, que en México hay un sistema de justicia para unos, y otros para los que tienen poder. Esto tendrá un impacto supremamente grande en la coordinación bilateral entre la DEA y otras agencias federales que trabajan con México; ¿cómo podemos confiar en el sistema de justicia mexicana? Solicitan al general Cienfuegos y aquí en los Estados Unidos, las pruebas, la evidencia, son contundentes y ahora será liberado, bueno, nunca fue acusado formalmente, entonces cómo podemos trabajar, confiar y hacer intercambio de información con este tipo de situación”, dijo.

También advirtió que se trata de “una prueba muy grande” de que la lucha que se adjudica el presidente Andrés Manuel López Obrador contra la corrupción es mentira.

Entre otros adjetivos que utilizó para describir la resolución de la FGR, destacó el hecho de considerarlo “una violación de lo más grande al imperio de la Ley”, pues consideró que la DEA trabaja con el objetivo de mejorar las cosas en materia de seguridad para ambos países.

Reveló también que el caso duró más de dos años en los que investigaron, intervinieron llamadas y encontraron comunicaciones del general con el cártel H2, célula del Cártel de los Beltrán Leyva, por lo que consideró una falacia en hecho de que no se hayan encontrado elementos para acusarlo.

“Este caso que se llevó acabo contra el general duró dos años, se interceptaron miles de llamadas, y en muchas de esas se estaba comunicando con el cartel H2; entonces como te digo, la evidencia es muy grande y aquí en EEUU se trabaja así, nosotros como investigadores vamos conectando la evidencia y eso será revisado por un fiscal y los fiscales aquí son muy conservadores, entonces si la evidencia no es fuerte, no harán una acusación formal. En ese sentido, que digan que no hay evidencias fuertes para buscarlo, eso no es cierto”, finalizó el exdirectivo de la DEA en entrevista con Azucena Uresti.

La FGR resolvió la noche del jueves 14 de enero, no ejercer acción penal contra el general Salvador Cienfuegos Zepeda, quien fuera acusado en los Estados Unidos por cuatro cargos relacionados con narcotráfico.

A través de la exoneración, se determinó que el extitular de la Sedena nunca tuvo encuentro alguno con los integrantes del Cártel H-2 y no sostuvo comunicación con ellos. Tampoco realizó acciones para proteger o ayudar a miembros de este grupo delictivo, y del análisis de su patrimonio y el cumplimiento de sus obligaciones fiscales, no aparecieron datos o signos de algo ilegal.

“Luego de analizar los elementos probatorios enviados por las autoridades norteamericanas y los aportados por el Gral Salvador Cienfuegos; la #FGR concluyó que él no sostuvo encuentro ni comunicación con grupo delictivo alguno. Por lo que se determinó no ejercer acción penal (sic)”, indicaron en el comunicado. Fuente: Infobae.

Comentar
- Publicidad -