Familiares donaron los órganos de Teresa Huerta y hoy despedirán sus restos en un cortejo fúnebre

Durante la madrugada de ayer se desarrolló el operativo de ablación de órganos de María Teresa Huerta, la mujer que el martes fue declarada con muerte cerebral luego de sufrir tres ACV y permanecer cuarenta días internada en el Hospital, y hoy despedirán sus restos con un cortejo fúnebre.

María Teresa Huerta tenía 36 años y permaneció cuarenta días internada en el Hospital Regional luego de sufrir tres Accidentes Cerebro Vasculares (ACV), el pasado martes se conoció que el último de ellos fue devastador, diagnosticándose la muerte cerebral, de manera que con el consentimiento de su familia la madrugada de ayer se montó el operativo de ablación de órganos, entre ellos hígado, corazón, riñones y córneas, destinados a personas que se encuentran a la espera de los mismos dentro de la lista del INCUCAI.

De esta forma, se informó que el día de hoy a las 9:30 horas saldrá un cortejo fúnebre desde avenida Hipólito Yrigoyen hacia el Cementerio Oeste para despedir a Huerta quien de acuerdo con lo expresó su pareja era “una gran evangelista que dejó una semilla en cada persona que conoció”.

Un triste final

El pasado 3 de diciembre Huerta sufrió el primer ACV quedando internada, tras practicarle una angiografía pudo verse que contaba con dos aneurismas que requerían cirugía y se tramitó su derivación al Hospital de Ramos Mejía Buenos Aires pero primero debía ser estabilizada, de manera que eran 21 días los que había que esperar, pero cuando ello sucedió ya no había cama para poder ser trasladada a dicho nosocomio. Mientras su familia pedía urgente una alternativa como el traslado a Mendoza, lugar del que la familia era oriunda, el 23 Teresa tuvo un segundo ACV.

Tras viralizarse el caso, se determinó que fuera intervenida en una clínica privada de Comodoro con un neurólogo que llegaría desde Buenos Aires pero debía abonarse al contado sus honorarios al anestesista por una suma de 224 mil pesos, ante ello se inició una campaña para reunir el monto. Pese a ello el lunes se informó que ese mismo día sería trasladada Hospital de Clínicas en Buenos Aires pero horas después nuevamente el viaje se canceló, nuevamente no había camas.

Finalmente el martes Teresa sufrió un tercer ACV irreversible determinando su muerte cerebral. Teresa tenía solo 36 años y tres hijos.

Comentar
- Publicidad -