Incertidumbre en los colegios públicos de gestión privada por el inicio del ciclo 2021

Dentro del reclamo que continúa y las respuestas que siguen siendo parciales con fondos adeudados a sus planteles docentes de parte del Gobierno provincial, los colegios públicos de gestión privada del Chubut observan con inquietud la posibilidad del inicio del ciclo 2021, pese a que algunos de ellos han podido cubrir deudas con el personal pero se han desfinanciado para cubrir otros gastos fijos de sus establecimientos.

El reclamo conjunto de los establecimientos se realizó tras una reunión que realizaron los directivos de los colegios Camwy de Gaiman, William Morris de Dolavon, IPPI, IMA, Padre Juan Muzio de Trelew, IMA y Don Bosco de Rawson, San Luis Gonzaga de Esquel, IMA, Domingo Savio y Deán Funes de Comodoro Rivadavia.

En ese marco el director general y representante legal del Deán Funes, Andrés Quezada aclaró el panorama local del establecimiento y la dura realidad económica por la que se atraviesa, aunque al menos por el momento se prevé el inicio de clases del presente año el primer día hábil de marzo, aunque todo depende de los fondos adeudados y de la evolución de contagios del coronavirus, en este caso para habilitar eventuales clases presenciales o a través de plataforma virtual.

En primer término aclaró la situación económica para los colegios como el Deán Funes que son colegios transferidos de Nación, lo que significa que Nación transfiere fondos a provincia y es provincia la que debe realizar el pago a los docentes -planta orgánica funcional-, motivo por el que hasta el momento “desde octubre a diciembre no hemos recibido esos dineros-sueldos, más el aguinaldo y lo estipulado por cláusula gatillo, lo que nos coloca en una situación límite en cuanto a cubrir gastos, toda vez que el Estado solo paga salarios, pero el resto, mantenimiento de edificios, el personal docente especial, personal administrativo, maestranza o los impuestos, entre otros, los debemos pagar nosotros, cada establecimiento”, señaló el directivo.

Debido a los fondos propios, añadió Quezada, “hemos podido cubrir el salario de los docentes pero afectando dineros que se tenían previsto utilizar en obras o en esos otros pagos de carga fija -lo que son sumas importantes- y hasta el momento con la redistribución de fondos, podemos decir que podríamos iniciar el ciclo 2021 pese a la situación límite en la que nos encontramos. Hasta ahora podemos cubrir costos y si la evolución de pandemia -con la correspondiente autorización del Ministerio de Educación- lo permite, daríamos inicio de clases aunque, reiterando que seguimos dependiendo de provincia y no podemos garantizar nada a mediano plazo”.

Comentar
- Publicidad -