Descubrieron y clausuraron un bar clandestino en Don Bosco

En la misma vivienda donde encontraron una fiesta clandestina el fin de semana, realizaron un allanamiento y desbarataron un bar que funcionaba de manera ilegal, secuestrando gran cantidad de elementos.

El pasado domingo alrededor de las 2:20 de la madrugada personal de la Comisaría de Kilómetro 8 concurrió a un domicilio ubicado en calle General Carles 584 del barrio Don Bosco luego de recibir un llamado que daba cuenta que se desarrollaba algún tipo de festejo con música fuerte. Al llegar los uniformados fueron atendidos por el morador quien indicó que estaban festejando un cumpleaños con unas quince personas presentes.

Al solicitarles que salieran todos al exterior, al estar infringiendo la normativa vigente, en contados minutos fueron veinticinco las personas que egresaron, de manera que tras dar aviso al Juzgado Federal todos fueron imputados en libertad por incumplir con el artículo 205 y 239 del Código Penal Argentino, es decir, las normativas que refieren a la cuarentena y disposiciones por la pandemia.

Pero la situación resultó llamativa para los uniformados quienes notaron que en el exterior de la vivienda, en la zona del patio, había baños químicos y a partir de declaraciones brindadas por los presentes todo apuntaba a que en el domicilio funcionaba un pub clandestino.

Con estos datos y en un trabajo conjunto con el Municipio a través de la Secretaría de Seguridad, es que el juez de faltas, Leopoldo Puriccelli solicitó al Juzgado de Instrucción una medida judicial autorizando el juez penal Jorge Odorisio, ayer poco después de las 17 un allanamiento en la vivienda.

Al arribar, efectivamente se encontraron con un lugar claramente acondicionado para funcionar como un bar, contando incluso con un logotipo y denominado “Surrey”, con mesas, sillas y una barra, además de heladeras, freezers y bebidas alcohólicas, equipos de música, luces de colores, juegos de cartas, y de poker con fichas y valija, entre otros.

Y además, en el interior advirtieron que había un local de venta de indumentaria también.
Ante esta situación se labraron las infracciones correspondientes y se procedió al secuestro de todos los elementos vinculados al bar siendo trasladados al depósito de Defensa Civil, se informó además.

“No había pedido de habilitación formalizado”

Sobre la diligencia, en diálogo con Crónica el jefe de la Comisaría de Kilómetro 8, comisario Alexis López explicó que “se solicitó la medida al Juzgado de Instrucción; creemos por las condiciones en las que se encuentra todo que había empezado a funcionar hace muy poco porque incluso hay elementos que aún no habían sido colocados”, y añadió que “cuando solicitamos el allanamiento pedimos al Municipio que se nos brinden datos desde habilitaciones y nos informaron que no había pedido de habilitación formalizado para funcionar como pub”.

Comentar
- Publicidad -