Joel precisa una mano solidaria

Entre los muchos afectados por la pandemia, más allá de la salud misma, se encuentran otras tantas personas que como consecuencia del coronavirus, han perdido sus trabajos y hoy se encuentran afrontando una difícil situación social y familiar, agravada en algunos casos por alguna situación de salud de algunos de sus integrantes.

Tal ese el caso de la familia de Daniel Guineo quien, sin trabajo desde el mes de mayo, hace changas que si bien ayudan, no alcanzan a cubrir las necesidades básicas del matrimonio y de su pequeño hijo Joel, de siete años.

Daniel es chapista y pintor pero sin trabajo desde hace unos 8 meses, hace algunas tareas en un pequeño galpón que ha construido junto a su casa en Fracción 14, en cercanías del Centro de Salud municipal, desde donde intenta cubrir no solo las necesidades alimentarias de su familia sino, y especialmente, las necesidades de Joel Daniel quien no camina y necesita una silla de ruedas que hoy, por creatividad de su padre, es suplida con un carrito en el que se lo traslada.

Reservado, con el dolor de padre de familia que hoy la pelea como tantos otros sin poder cubrir sus necesidades especiales, Daniel comenta que son muchas las urgencias en la familia, especialmente las alimentarias o la ropa y calzado del pequeño Joel, además de la silla de ruedas y que cualquier ayuda puede acercársela o comunicarse con su celular 297 4735053 para poder buscarla.

Te puede interesar
Formatos culturales que durante la pandemia llegaron para quedarse

A pesar de la difícil situación Daniel solicita trabajo “para volver a pelearla solo, como siempre, pero mientras tanto, agradecemos de corazón cualquier mano solidaria”, señala.

Comentar
- Publicidad -