Sigue siendo “un misterio” el “sospechoso ingreso” a una oficina del Ministerio de Seguridad de la provincia

El lugar queda justo enfrente de Casa de Gobierno, en Rawson y allí se guardaría información de inteligencia policial y el dinero de los fondos reservados que tiene Massoni.

Trelew (Agencia) Cuando faltaban pocos días para la finalización del 2020 se conocía que en Rawson, en una dependencia estatal que queda justo enfrente de Casa de Gobierno, unos policías habían constatado que la puerta de acceso se encontraba abierta, presuntamente forzada y que se sospechaba que habían entrado a robar a ese lugar; pero desde que trascendió la noticia hasta hoy, llamativamente, no se supo más nada del misterioso hecho que tendría connotaciones inquietantes si se agrega que en esas oficinas se guardaría “importante documentación contable” e “información sensible de la seguridad de la provincia”.

En ese lugar habría dependencias que dependen directamente del Ministerio de Seguridad, como la Dirección General de Prevención del Delito, cuyo titular actual es Martín Sebastián Castro, que a su vez es abogado de Massoni, y supo funcionar allí la Subsecretaría de Seguridad Informática e Inteligencia Criminal que continua a cargo de Federico Pérez Mariani, un hombre de extrema confianza del ministro.

Según una investigación que hizo el sitio web Cholila Online, en la que se explica el por qué tendría connotaciones inquietantes el misterioso ingreso a esas dependencias que quedan en un primer piso de un edificio situado en la calle Belgrano 776 de Rawson, allí existiría una caja fuerte en la que se encontraría guardada documentación de las supuestas tareas de inteligencia que se hicieron con motivo de las manifestaciones anti-mineras y de los activistas que están en contra del Gobierno.

“En consecuencia habría en dicha dependencia “material sensible de inteligencia” vinculada a la megaminería, supuesta información que todo funcionario saliente le interesaría hacer desaparecer… ya sea para borrar evidencias o bien para guardarla con el fin de darle un “mejor uso”, según revela Cholila Online.

En una descripción de las distintas oficinas que funcionan en el lugar del misterioso ingreso en el sitio se detalla que la oficina contigua a la Dirección General de Prevención del Delito es la Dirección General de Administración del Ministerio de Seguridad, de la cual se encuentra a cargo un tal Bruno Díaz. ¿Por qué es tan interesante hablar de ésta oficina?

Porque allí se gestionarían monetariamente todos los movimientos del Ministerio de Seguridad. Es decir; los viáticos, la contabilidad de los vales de combustibles para la realización de comisiones, la compra de elementos para las oficinas administrativas, confección de presupuestos y demás. En otras palabras, todas las operaciones del Ministerio de Massoni en números, por lo que probablemente sea una de las dependencias más importantes del Ministerio de Seguridad y del Estado”, se afirma en el sitio web.

“Pero algo que cobra un particular interés es la existencia en esa oficina de una caja fuerte de aproximadamente 1,30 metros aproximadamente de altura, por la cual personal de la “base Belgrano” a finales del año 2019 invirtió un esfuerzo denodado para subirla por esa escalera tan característica del edificio, ubicada en el acceso del mismo, que lleva directamente al hall principal donde se encuentran las oficinas”, se detalla.

“¿Que contiene esa caja fuerte? Nada menos que los fondos reservados del Ministerio de Seguridad, y que se encontrarían allí para que únicamente sea supervisada la utilización de ese dinero por un grupo extremadamente reducido de personas de confianza de Massoni”, agrega Cholila Online en su informe.

Cabe agregar que en esas mismas dependencias funciona “Asuntos Internos” de la policía, en donde están todos los sumarios contra miembros de la fuerza y también allí está el sitio en el que se guarda la información de todas las cámaras de seguridad que hay distribuidas en la provincia.

Hasta hoy nadie dice si los que supuestamente ingresaron en los últimos días del 2020 a ese lugar se llevaron algo o no. Ningún funcionario se refirió al hecho y tampoco se brinda información oficial del mismo. En la policía dicen que la puerta de acceso siempre quedaba mal cerrada y no dan explicaciones sobre los indicios que se encontraron de que habría sido forzada o palanqueada. El caso sigue siendo un misterio, extrañamente.

Comentar
- Publicidad -