Trabajadores de la UOM rechazaron retiros voluntarios y protestaron frente a la empresa

En la mañana de ayer y con una intensa quema de cubiertas, trabajadores nucleados por la Unión Obrera Metalúrgica (UOM) rechazaron los retiros voluntarios de la empresa Baker Hughes, ubicada en la calle José Dalle Mura del barrio Industrial.

Juan Linares, secretario adjunto de la UOM, en diálogo con Crónica explicó que la empresa hace dos meses presentó un plan de retiro voluntario, el cual fue rechazado 100 por ciento por el personal. “En el día de ayer (por el miércoles) comenzaron a extorsionar a la gente, diciendo que si no agarraban el retiro voluntario dentro de dos meses se irían con la mitad de la indemnización, sumado a la falta de pago sindical que viene hace un año, ya que la empresa le retiene la cuota sindical al personal y no lo aporta a la entidad gremial”.

Además señaló que “veníamos manteniendo un diálogo, pero ayer cuando empezaron con la extorsión, decidimos desarrollar medidas de fuerza. Esta empresa Baker Hughes viene haciendo este tipo de cosas hace más de dos años y lamentablemente no podemos llegar nunca a un acuerdo para tener una paz social. Todos sus gerentes están en Buenos Aires y acá en Comodoro tienen un joven de recursos humanos que no toma ninguna decisión”.

En este sentido, puntualizó que “tenemos pensado continuar con la medida de fuerza hasta tener una respuesta. Estuve en contacto con la Secretaría de Trabajo, los cuales me manifestaron que iban a dictar la conciliación obligatoria y si eso ocurre la vamos a acatar como corresponde”.

Juan Linares. El secretario adjunto de la UOM explicó los motivos de la protesta que realizaron ayer frente a las oficinas de la empresa Baker Hughes, en Barrio Industrial.

Por último, Linares afirmó que “la situación no da para más y nos han sacado un montón de gente de todas sus bases. Durante la pandemia trabajamos normal, no paramos en ningún momento y tengo entendido que dijeron desde Pan American Energy (PAE) que se continuaría con la fabricación de bombas que se hacen acá, pero Baker quiere traer estos elementos importados y reducir gente en Comodoro. El personal no es tonto y entiende que con un retiro voluntario se come la plata y no ingresa a trabajar en ningún otro lado más”, concluyó.

Comentar
- Publicidad -