Falleció la doctora Moira Caggiano, jefa del área de pediatría de la Clínica del Valle y es la quinta víctima de la pandemia dentro del personal de salud chubutense

En horas de la tarde de ayer, luego de ya cerrado el parte oficial del Ministerio de Salud, se conoció el fallecimiento de la Dra. Moira Victoria Caggiano, quien se encontraba internada en terapia intensiva a causa del Covid-19. Se trata de la sexta víctima de la pandemia dentro del personal de salud chubutense.

La médica tenía 44 años y era la jefa del área de Pediatría de la Clínica del Valle. En los últimos días se pedía a través de redes sociales una cadena de oración para que su salud mejore. Hay otro médico que también permanece en terapia intensiva en esta ciudad.
Caggiano era oriunda de Rosario, Santa Fe, estudió en la Universidad Nacional de Rosario y antes de venir a Comodoro se desempeñó en el Hospital Zonal de Esquel.

Un amigo de la médica y de su familia, Néstor Sola, escribió un recordatorio tras su muerte, en donde la describe de esta manera: “Colorada auténtica, brillante, una luz llena de ojos y pecas. Sobresalía donde se plantaran sus pies. No paró de crecer nunca. Contra todos los vientos ella siguió adelante. Trabajó en mil cosas. Le sobraba amor. Se caía, o la hacían caer, y allí estaba de nuevo en pie sacudiéndose los malos ratos (que fueron muchos). Jovencita, parió un hijo maravilloso y se hicieron inseparables. Empujó carros que ni sus caballos tiraban. Y cada tanto, sin respiro, rendía sus materias en Medicina de la UNR”.

Te puede interesar
Hay más de 30 mandatos de comisiones vecinales vencidos que debieron ser prorrogados por la pandemia

Asimismo expresa que “así fue que un día, tanto esfuerzo tuvo respuesta: se recibió de médica. Durísimo contexto en Rosario, metió sus cosas en un bolso, agarró de la mano a su hijo y partió hacia el sur, donde los vientos son insoportables. Imparable La Colo, metió su alma roja allí donde pocos van y muchos huyen. Luchona, nunca aflojó ni cuando la dejaban sin paga durante meses. Siempre adelante”.

De esta manera Sola sostiene que Caggiano mencionó que el sur patagónico era “su lugar en el mundo” y señala que “fue su lugar, conoció al amor de su vida, estaba feliz haciendo lo que sabía hacer: dar amor. Nació para ser médica y para curar. Cumplió 44 hace 9 días. Su último cumpleaños en este plano”.

Comentar
- Publicidad -