Boris Johnson anunció que Reino Unido vuelve a la cuarentena por la nueva cepa del coronavirus

La medida se prolongará al menos hasta mediados de febrero. El primer ministro admitió que el país se encuentra “en un momento crítico”.

Gran Bretaña decretó el tercer confinamiento total en el reino desde este miércoles, frente a un escenario grave, para salvar vidas y que sus hospitales no desborden a causa del Covid 19 en menos de 21 días. ¿La razón? La nueva variante del Covid, que progresa exponencialmente. Con suerte y vacunación, el “lockdown” puede prolongarse hasta mediados de febrero.

Con una voz grave y en ocho minutos, el primer ministro Boris Johnson habló al país a las 8 de la noche del lunes, hora británica, para anunciarlo. Explicó que “los esfuerzos colectivos habían funcionado en la lucha contra la variante anterior. Pero la nueva variante se está extendiendo a un ritmo alarmante. Es entre un 50 y un 70% más transmisible”.

Con este argumento ordenó cerrar todas las escuelas, colegios secundarios y universidades desde este martes. Todo el mundo en su casa, con muy pocas excepciones para salir. El reino entra en “lockdown”, ante la sexta semana de aumento del virus y crecimiento de su nueva cepa de una manera exponencial y con más muertes del coronavirus. “Ahora más que nunca” es vital seguir las reglas, insistió Johnson.

Las medidas se convertirán en ley en las primeras horas del miércoles. El Parlamento se reunirá remotamente ese mismo día.

Hasta mediados de febrero

“Si nuestra comprensión del virus no cambia, el lanzamiento de la vacuna continúa teniendo éxito, si las muertes disminuyen y todos cumplen su parte siguiendo las reglas, esperamos que podamos salir del bloqueo a partir de mediados de febrero”, dijo el primer ministro. Entonces, las regiones comenzarán a descender “con cautela” en los niveles de alerta.

El “lockdown” se produjo el mismo día que Gran Bretaña lanzó la inoculación de la vacuna Oxford AstraZeneca. “El ritmo de la vacunación se está acelerando con la nueva vacuna AstraZeneca lanzada hoy”, declaró Johnson.

Desde mediados de febrero, “si las cosas van bien”, Johnson dice que el gobierno espera haber ofrecido “la primera dosis a todos” en las cuatro categorías de ciudadanos de “máxima prioridad” y habrá salvado vidas.

Su batalla siempre fue la economía o la salud. Y en esa ecuación estaba incluida la apertura de los centros educativos. Esta vez tuvo que cerrarlos. Johnson explicó que “el problema no es que las escuelas no sean seguras. Es poco probable que los niños se vean afectados por una nueva variante, pero que pueden actuar como vectores de transmisión”.

El gobierno brindará apoyo para garantizar que los niños que reciben comidas escolares gratuitas continúen recibiéndolas. Habrá ayuda con dispositivos para los niños que necesitan aprender de forma remota.

Teletrabajo y educación a distancia

“El secretario de Educación trabajará para implementar arreglos alternativos, ya que el gobierno reconoce que los exámenes no podrán seguir adelante con normalidad”, admitió el premier.

Las escuelas primarias, secundarias y universidades de toda Inglaterra pasarán a la enseñanza a distancia, excepto para los niños de trabajadores clave y los niños vulnerables.

El gobierno está aconsejando a las personas que son “extremadamente vulnerables” clínicamente que comiencen a protegerse de nuevo. La gente recibirá en breve una carta sobre esto.

“Inglaterra debe entrar en un bloqueo nacional lo suficientemente fuerte como para contener esta variante”, alertó el primer ministro. “Está claro que debemos hacer más juntos”, los intimó.

Las nuevas medidas

Se espera que la nueva cuarentena en Inglaterra, la tercera vez que se introduce un cierre nacional, dure más de un mes.

Las personas de todo el país ahora deben quedarse en casa, salvo estas excepciones: para trabajar, si no pueden hacerlo desde casa, como los del sector de la construcción o trabajadores clave; para comprar artículos de primera necesidad como alimentos o medicinas; para hacer ejercicio una vez al día localmente. Esto puede incluir con otra persona que no sea del hogar de alguien o burbuja de apoyo y cuidado infantil.

También pueden salir quienes deban brindar atención o ayuda a personas vulnerables, asistir a citas médicas, o para huir de la amenaza de daño o violencia.

Las guarderías pueden permanecer abiertas mientras que las burbujas de cuidado y apoyo se mantendrán en su lugar.

A los que se considera clínicamente vulnerables se les insta a quedarse en casa tanto como sea posible y no ir a trabajar, incluso si no pueden hacerlo desde casa. Solo deben salir a la calle para hacer ejercicio o para asistir a citas médicas.

Hospitales desbordados

El anuncio del primer ministro se produjo después de que el nivel de alerta Covid del Reino Unido se elevara del Nivel 4 al 5, el más alto posible, por primera vez.

Leer más  Facebook: condenan a vegana que celebró la muerte de un carnicero

El Reino Unido registró 58.784 nuevos casos de coronavirus el lunes, el total diario más alto desde el inicio de la pandemia. Es el séptimo día consecutivo en que se han registrado más de 50.000 contagios diarios, mientras que las cifras del gobierno también muestran que hubo 407 muertes más en las últimas 24 horas.

Leer más  Convocan a donar sangre en los centros de hemoterapia del país

Una fuente del gobierno dijo que los jefes médicos habían recomendado un movimiento al nivel de alerta 5. Eso significa que existe un “riesgo material de que los servicios de salud se vean desbordados” y que requieran un distanciamiento social extremadamente estricto. Anteriormente estaba en 4 en todo el Reino Unido, al menos el 75 por ciento del país. En el norte del reino ya hay hospitales desbordados.

“La propagación de la nueva variante de Covid-19 ha provocado un rápido aumento del número de casos en todo el país. El primer ministro tiene claro que ahora se deben tomar más medidas para detener este aumento y proteger al NHS y salvar vidas”, dijo un vocero de Downing St.

Confinamiento y vacunas

El líder laborista, Keir Starmer, declaró el domingo que se necesitaba un confinamiento nacional “con el espíritu de marzo”, con las escuelas cerradas. Dijo que el gobierno también necesitaba explicar claramente su plan para derrotar al virus mediante la vacunación, con el objetivo de inocular 4 millones de personas por semana para febrero.

“El virus está fuera de control. El sistema de niveles claramente no está funcionando y todos sabemos que se necesitan medidas más estrictas”, alertó. El líder laborista propuso un contrato de responsabilidad social entre el gobierno y la sociedad ante las restricciones.

“Si estamos pidiendo al pueblo británico que esté sujeto a estrictas restricciones nacionales, y lo estamos haciendo, entonces el contrato debe ser que el programa de vacunas se implemente lo más rápido posible. Al menos 2 millones por semana en enero y el doble en febrero. Ese debe ser el trato”, propuso Sir Keir Starmer.

Suspender vuelos internacionales

Jeremy Hunt, el ex ministro de salud conservador, que preside el comité de salud de los Comunes, había instado a que se tomen medidas inmediatas.

“Sé que todas estas cosas estarán bajo consideración, con decisiones inminentes”, tuiteó Hunt. “Mi punto es que, frente al crecimiento exponencial, incluso esperar un día más, causa muchas muertes evitables. Por lo que estos planes ahora deben acelerarse urgentemente”.

“Las nuevas medidas tendrían que estar vigentes durante solo unas 12 semanas, hasta que se hayan vacunado suficientes personas contra el coronavirus”, dijo Hunt. “Entonces, habrá luz al final del túnel”, aclaró.

“Un NHS (el servicio de salud) desbordado también podría significar más muertes por cáncer potencialmente evitables, ya que las personas se mantienen alejadas de los hospitales y los médicos de cabecera”, advirtió Hunt.

“La lección número uno es que los países actúan temprano y de manera decisiva salvan vidas y hacen que sus economías vuelvan a la normalidad más rápido”, explicó.

“Por lo tanto, no podemos permitirnos el lujo de esperar: todas las escuelas deben estar cerradas. Los viajes internacionales deben detenerse. La mezcla de hogares debe ser limitada y el sistema de niveles debe revisarse para que el nivel más alto realmente reduzca los niveles de infección (como con el primer cierre)”, sugirió el diputado conservador.

Hunt agregó que era “nuestro deber moral” garantizar que el personal de primera línea del NHS fuera el primero en recibir las vacunas Covid.

“Semanas muy duras”

“Se avecinan semanas duras, duras”. En una severa advertencia, los jefes médicos de las cuatro naciones del reino dijeron que había un “riesgo material” de que el servicion de Salud NHS en varias áreas se vea abrumado durante “los próximos 21 días” si no hay más acciones.

La jefa de gobierno Nicola Sturgeon anunció que se introducirá un bloqueo nacional en Escocia a partir de la cero hora del martes.

La primera ministra de Irlanda del Norte, Arlene Foster impuso un bloqueo de seis semanas, desde el 26 de diciembre. El gobierno de Gales anunció el lunes por la noche que todas las escuelas y universidades pasarán al aprendizaje en línea hasta el 18 de febrero..

El líder liberal demócrata, Sir Ed Davey, y el alcalde de Londres, Sadiq Khan, también se encuentran entre los que han pedido un tercer cierre en Inglaterra.

Una nueva encuesta publicada por YouGov sugirió que el 79% de los británicos apoyan otro confinamiento para el Reino Unido, en comparación con el 16% que está en contra de un nuevo cierre nacional. Fuente: Clarín.