El Papa criticó a los que se van de vacaciones para huir de los confinamientos

Foto ilustrativa.

El papa Francisco criticó hoy a los que se van de vacaciones para huir de los confinamientos impuestos para frenar la pandemia de coronavirus, sin preocuparse de los que se quedan en casa y tienen problemas económicos, al reiterar la importancia de “esforzarnos un poco más en cuidarnos los unos a los otros”.

“Leí en el diario una cosa que me apenó mucho: en un país, no recuerdo cuál, para escapar del confinamiento y hacer las vacaciones bien, salieron en una tarde más de 40 aviones. ¿Pero esa gente, que es gente buena, no pensó en los que se quedaban en casa, en los problemas económicos de mucha gente que el confinamiento ha dejado por el piso, en los enfermos? Solamente en irse de vacaciones y hacer lo que les apetece. Me entristeció mucho”, confesó Francisco, luego de la tradicional oración mariana del Angelus.

Aunque no mencionó el país al que se refería, probablemente se trata de Uruguay, donde 60 aeronaves -entre aviones privados y taxis aéreos, muchos provenientes de la Argentina y Brasil- aterrizaron en el aeropuerto de Punta del Este el fin de semana anterior al cierre de fronteras impuesto el 21 de diciembre, para contener los contagios de Covid-19 en ese país, según se reportó. De todos modos, pasó lo mismo en otros lugares del mundo.

Te puede interesar
Murió el médico personal del Papa Francisco por una pulmonía provocada por el Covid-19

Al hablar desde la Biblioteca del Palacio Apostólico y no desde la ventana que da a la Plaza de San Pedro, como ocurre normalmente, debido al confinamiento impuesto en Italia por el que todos deben quedarse en casa, el Papa renovó sus buenos deseos por el año apenas comenzado. “Como cristianos, huyamos de la mentalidad fatalista o mágica: sabemos que las cosas mejorarán en la medida en que, con la ayuda de Dios, trabajemos juntos por el bien común, poniendo en el centro a los más débiles y desfavorecidos”, exhortó.

“No sabemos lo que nos traerá el 2021, pero lo que cada uno de nosotros y todos juntos podemos hacer es esforzarnos un poco más en cuidarnos los unos a los otros y a la creación, nuestra casa común”, agregó. Y advirtió luego de la “tentación de ocuparse sólo de los propios intereses, de seguir haciendo la guerra, por ejemplo, de concentrarse sólo en el perfil económico, de vivir de forma hedonista, es decir, buscando sólo satisfacer el propio placer”, para pasar a denunciar, después, a quienes se van de vacaciones para huir del confinamiento.

El Papa habló así en un momento en que Italia, que se encuentra en un nuevo confinamiento para evitar una tercera ola, superó los 75.000 muertos, una cifra trágica y la más alta de Europa. Según los últimos datos del Ministerio de Salud, en las últimas 24 horas se reportaron 347 fallecimientos, número que hizo trepar el total a 75.322. Se registraron, además, 14.245 casos (0,7% más que en la víspera), que llevaron el total de infectados (incluidos curados y muertos) a 2.155.446.

Te puede interesar
Murió el médico personal del Papa Francisco por una pulmonía provocada por el Covid-19

Como los números siguen siendo altos y más que preocupantes, el gobierno de Giuseppe Conte está evaluando prolongar y endurecer las restricciones implementadas hasta ahora, que teóricamente debían aflojarse el 7 de enero, día en el que finalizan las vacaciones de invierno. Aunque se había anunciado que los centros de esquí iban a reabrir el 7 de enero, finalmente la reapertura se aplazaría hasta el 15. Pero aún estaba todo por verse e incluso reinaba la incertidumbre en cuanto al regreso a clases presenciales de los chicos que cursan el secundario, que en los últimos meses debieron hacer clases a distancia. Fuente: La Nación.

Comentar
- Publicidad -