Por suba de contagios, Provincia no descarta aplicar un “toque de queda sanitario”

El jefe de asesores del Ministerio de Salud bonaerense, Enio García, aseguró que que la Provincia no descarta la posibilidad de implementar un “toque de queda sanitario” para contener la escalada de contagios.

El jefe de asesores del Ministerio de Salud bonaerense, Enio García, aseguró que que el Gobierno de la provincia de Buenos Aires no descarta la posibilidad de implementar un “toque de queda sanitario” para contener la escalada de contagios.
“Hay medidas que sabemos que funcionan más y otras que tienen más defectos. Uno sabe que es un conjunto de medidas, no se trata de una sola. Se está hablando de toque de queda sanitario. Puede ser una opción, es una carta dentro de la baraja, pero no tendría que ser la única”, reveló.
Consultado sobre las aglomeraciones en las playas de la Costa Atlántica, especialmente de jóvenes y adolescentes, el funcionario bonaerense señaló que “no quiere que la temporada (de verano) se cancele, pero hay que tomar algunas medidas para disminuir los contagios, que vienen fuerte no solo en Mar del Plata, también el Partido de la Costa está registrando muchos casos”.

En declaraciones radiales, anticipó que ésta será “una semana clave para tomar definiciones” sobre posibles medidas restrictivas. Reconoció que se trataría de “medidas antipáticas, pero no queda otra”.

En esta línea, García afirmó que la intención es que “siga el turismo” ya que hay consciencia respecto de “la importancia de esa actividad para los municipios de la costa”, pero explicó que “no va a haber turismo si hay un brote incontrolable, si el Ministerio de Salud no logra dar respuesta”.

“No podemos juntar lo peor de dos mundos: el caos sanitario y la falta de turismo, porque una familia no va a querer ir a un lugar donde el riesgo de contagio es alto. Hay que buscar un equilibrio donde mantengamos algo de turismo sin que eso sea una bomba de tiempo”, aseveró.

“Estamos viendo que los casos crecen de una manera muy rápida. No como en la primera parte de la pandemia, en otoño e invierno, que teníamos la circulación de la gente prácticamente cortada, al 20 por ciento, y los casos fueron creciendo despacio y nos dio tiempo para preparar las camas. Ahora, sin restricciones, la cosa como que se desmadró. Obviamente aumentó mucho la movilidad de la gente y las Fiestas claramente no colaboran. La gente se encuentra y es muy difícil mantener las pautas de cuidado. Entonces, sí, es posible que podamos llamar a eso un rebrote a esta altura, y no va a quedar otra opción más que tomar algunas medidas restrictivas”, advirtió.

Sobre la posibilidad de aplicar un toque de queda sanitario, indicó que “algunos países lo están implementando y la OMS recomienda la restricción de horarios, que afecta el tema de los bares, pero hay que tener cuidado porque puede derivar en fiestas clandestinas”.

“Es posible que estos días discutamos algunas de las medidas en el ministerio. Esta tarde armaremos informes para mostrarle al ministro de Salud y al Gobernador”, resaltó.

Además, dio pistas sobre por dónde podrían pasar las medidas, aunque a título personal: “Yo regularía el transporte, me enfocaría en la circulación de personas y la nocturnidad. También apuntaría a viajes a la costa sería más puntilloso en eso”. Fuente: Ámbito.

Comentar
- Publicidad -