Su vivienda está siendo tapada por la arena y solicitan ayuda para mudarlo

Héctor Martínez es un poblador rural de Sarmiento que está por perder su casa a causa de la sequía, necesita mudarse a otra zona de su campo y no tiene los recursos para hacerlo.

Semanas atrás se conoció el caso de Héctor Martínez un poblador rural de Sarmiento que vive en el sureste del lago Colhue Huapi y nacientes del río Chico, sector que se encuentra afectado por la sequía y los médanos de arena ya le taparon dos construcciones y amenazan su precaria vivienda.

Quien dio a conocer su caso fue el profesional de la Universidad Nacional de la Patagonia, Marcelo Luna, quien en diálogo con Crónica comentó que esperan conseguir asistencia social de parte del Estado para el adulto mayor y también un camión para trasladar la vivienda a otra zona del campo.

Luna comentó que “el campo siempre estuvo complicado en cuanto a la desertificación, siempre fue árido y muy seco, pero lo que vi en el último año no lo había visto nunca antes”. En esta línea afirma que “el lago Colhué Huapi es muy grande, muy bajo y se seca muy rápidamente, tiene mucha evaporación, entonces toda la tierra que queda seca con el viento se vuela y forma unas dunas que avanzan en dirección al campo de Héctor, y en días de viento fuerte esa arena llega a Comodoro. Es un fenómeno no solamente puntual de su estancia, sino que es un fenómeno regional que afecta a todo lo que esté hacia el este del lago, que está en gran parte seco”.

Peligro en la vivienda

Al respecto de los problemas que enfrenta Martínez, Luna explica: “la casa tiene un peligro estructural de derrumbe, se han caído grandes porciones del entretecho y cielorraso por el peso de la arena que se acumula. Cuando hay mucho viento se le bloquea la puerta, así que tiene que salir por una ventana, palea la arena y así puede acceder”. Además cuenta cómo se ha deteriorado su campo: “tiene pocas ovejas, deben ser unas cien que tienen más tierra que lana, esa lana es prácticamente inservible, de mala calidad. No tiene agua, los pozos se taparon de arena así que el agua se la lleva un vecino. Esto se suma que esa atmósfera que él está respirando continuamente va a sus pulmones. Es una situación muy complicada”. Martínez ya perdió una vivienda que quedó tapada por la arena hace unos años, también tiene un galpón al que hace dos años no puede acceder porque también quedó bloqueado, en este último tiene pasturas, lana y una moto. Su vivienda está constantemente asediada por los médanos y tiene que pedir ayuda para sacarlos antes que la arena llegue al techo. Además en ocasiones queda incomunicado, ya que la tierra tapa el camino de acceso a su estancia y no pueden pasar los vehículos.

Ayuda para mudar su vivienda

“Es un campo que compraron los padres y él es el propietario, lleva cincuenta años viviendo ahí, es una persona arraigada al lugar y va a ser muy difícil que por su propia voluntad quiera salir a pedir ayuda” señala Luna en alusión a Martínez.

Por la situación peligrosa en la que vive, Luna quiso difundir su caso y el poblador accedió ya que no cuenta con los recursos para mudar su vivienda por su cuenta. “Él ya tiene en mente que ese lugar lo va a perder, porque es inevitable que se termine de tapar la casa de arena. En cuestión de uno o dos años es posible que ese lugar quede totalmente tapado” destaca el profesional y menciona que la idea de Martínez es mudarse a otro sector del campo donde no se verá tan afectado, para esto necesita trasladar chapas, caños pesados y sus pertenencias para instalarse.

Al estado y empresas

El pedido está dirigido a la Municipalidad de Sarmiento y el gobierno Provincial, así como también a empresas que puedan colaborar. Necesitan máquinas para desbloquear el galpón y un camión para trasladar los materiales, así como también construir una vivienda o un tráiler para que Martínez pueda mejorar su calidad de vida, teniendo en cuenta que es una persona mayor. También señala que pueden ir a visitarlo asistentes sociales para evaluar su situación socio ambiental, económica y sanitaria.

Además del caso de Martínez también la sequía afecta a otros pobladores, como por ejemplo a la estancia La María de la familia Kruger ubicada en la zona noreste del lago.

Desertificación: entre el cambio climático y la acción humana

Con respecto a las causas de la sequía del río Chico y el lago Colhué Huapi, Marcelo Luna señala que hay varios factores, por un lado el clima y por otro la acción humana, aunque no puede precisar en qué porcentajes afecta cada uno dado que no es su área de estudio.

“Las causas son múltiples, posiblemente para evaluar esto hay que consultar a un especialista en el tema, es probable que haya una diversidad bastante grande de causas” señala.

En este sentido por un lado enumera las causas naturales resumidas en que en los últimos años cada vez llueve menos. El río Senguer viene de la cordillera, alimenta al Lago Muster, de ahí el agua pasa al río denominado “falso Senguer” y que conecta al lago Colhué Huapi.

Luna explica que en los últimos tiempos el río Senguer ha bajado su caudal por el cambio climático y por lo tanto es escasa la cantidad que llega a esta zona, y lo poco que llega al Colhué se evapora rápidamente. También cuenta que: “El Río Chico hace 70 años llegaba al valle del Río Chubut, era un río muy importante en otra época, pero en los últimos años se ha secado y no corre más, es un valle seco”.

Por otro lado menciona: “también hay causas antrópicas, de un mayor consumo de agua por parte de las poblaciones. El acueducto viene del Lago Muster que alimenta Comodoro, Caleta, Rada Tilly y Sarmiento, más la industria petrolera, más lo que se saca para riego. Son todos factores humanos que sumados a los naturales está produciendo toda esta sequía”.

Finalmente expresa: “qué factor tiene más predominancia en la sequía, lo debería decir algún especialista en el tema, uno lo ve como un observador que hace treinta años va al lugar”.

Comentar
- Publicidad -