Escasa repercusión del acuerdo entre la UE y Gran Bretaña que dejó afuera a Malvinas

Foto ilustrativa.

A una semana de un hecho que resulta inédito e histórico para Argentina, y a solo dos días de concretarse el Brexit -que comienza a regir el 1 de enero-, Gran Bretaña y la Unión Europea detallaron su acuerdo comercial que, como punto clave para nuestro país, dejó fuera a varios territorios en los que se ejerce soberanía británica, entre ellos las islas Malvinas.

Esta información, quizás poco conocida por el común de los argentinos y que ha sido tomada como un logro del Gobierno nacional, significa que el ingreso de la producción de las Malvinas a la Unión Europea (UE) perderá sus beneficios comerciales, habrá restricciones a la venta, y comenzará a pagar aranceles, lo que fue aceptado por el gobierno británico y ya anunciado a los isleños, prometiéndoles que “se los ayudará a enfrentar el cambio que se avecina”.

Según la información que se dio a conocer respecto del acuerdo comercial, los países asociados cederán a los británicos el 25% de las cuotas de sus aguas territoriales, durante cinco años y medio. Esto no solo golpea a Gran Bretaña, sino que también impacta en España, uno de los países en el que ingresa una gran cantidad de pesca cuyas licencias otorgan los “kelpers”, y que conforman la principal fuente de ingreso de los isleños.

En particular, el impacto será notorio en la comercialización del calamar, que España pesca en las islas, del cual se capturaron 79.000 toneladas en 2019, lo que representó un monto cercano a los 200 millones de euros, y un 25% de las importaciones de pescado en el puerto de Vigo.

Te puede interesar
“Esta es una recomposición que les correspondía a los trabajadores por el esfuerzo realizado”, dijo Lludgar

Por otro lado, las islas podrían empezar a pagar aranceles de entre el 6% y el 18% por los productos que quieran ingresar al mercado europeo. Sumado a esto, también disminuirán los ingresos por concesión de licencias pesqueras a los barcos extranjeros, que, en las Malvinas, representan entre el 50% y el 60% de la recaudación fiscal.

Si bien esto no implica un reconocimiento a la soberanía argentina sobre las islas, forma parte de un proceso de aislamiento por parte del Reino Unido que podría generar las condiciones para un cambio de posicionamiento europeo respecto del reclamo argentino sobre el archipiélago del Atlántico Sur.

Comentar
- Publicidad -