Allanamientos, secuestro de arma y clausura de una agencia por denuncia de estafa

La División de Investigaciones Policiales procedió a realizar tres allanamientos durante la jornada del jueves luego de habilitarse las diligencias tras una denuncia de estafa por la compra y venta de una camioneta Ford Ranger.

Los allanamientos se realizaron en domicilios de una familia de gitanos, procedimientos en los que el personal policial actuante, más personal de Sustracción Automotores, secuestraron documentación de la camioneta en cuestión, un auto Peugeot 206 y una carabina.

La denuncia por estafa y los posteriores allanamientos se sucedieron tras las supuestas irregularidades en la compra y venta de una Ford Ranger, maniobra que tiene como implicado a un conocido integrante de la comunidad zíngara de la ciudad.

Tras la recepción de la denuncia con documentación probatoria, el juez Jorge Odorisio fue quien aprobó los allanamientos, uno de los cuales se realizó en una agencia de compraventa de automóviles ubicada en barrio Pueyrredón.

Además de la intervención en la agencia, se realizaron allanamientos en la vivienda donde reside el denunciado, identificado como Oscar Jorge, popularmente conocido como “Juliano Traico”, donde se le incautó una carabina calibre 22, mientras que en la avenida Roca al 1.000, donde reside la esposa del sospechoso, el resultado de las pesquisas fue negativo.

Cabe destacar que en el allanamiento realizado en la agencia de ventas “Jeimy”, la que se ubica en la intersección de las avenidas Canadá y Polonia y desde donde Jorge opera sus transacciones, se secuestraron documentación de la camioneta Ford Ranger, dominio AD 496 NV, el respectivo Formulario 08, la cédula de identificación del rodado, Formulario 12, el título de propiedad digital y la constancia del pago de patente del vehículo.

Te puede interesar
Compró una camioneta y lo estafaron por un millón y medio de pesos

En el mismo lugar se incautó un auto Peugeot 206, dominio EXD 395, por presentar número de chasis en su carrocería que no corresponden a las originales de fábrica por lo que quedó bajo custodia en el corralón municipal. Finalmente, se dio intervención al personal municipal de Habilitaciones Comerciales, quienes tuvieron a su cargo la clausura del local por falta de habilitación.

Comentar
- Publicidad -