Aborto: Alberto Fernández se involucra en la pelea para sumar votos en el Senado a favor de la ley

El Presidente empezó a “operar” para lograr la sanción. La pelea sigue muy reñida para la sesión del martes 29.

Faltan apenas 9 días para que el Senado vote la ley de aborto legal y el escenario en la Cámara alta, según admiten legisladores “verdes” y “celestes”, aún asoma incierto debido a lo reñida que está la pelea por los votos. Así, en los últimos días el propio Alberto Fernández empezó a involucrarse de manera personal en las conversaciones para lograr la sanción de la ley.

En el Senado hay versiones de que el Presidente ha llamado recientemente a gobernadores del oficialismo para tratar de que senadores que les responden faciliten la aprobación de la norma. Ni siquiera hace falta que voten a favor. Con que se ausenten o abstengan, alcanzaría.

Alberto Fernández también parece decidido a operar directamente sobre senadores del Frente de Todos. La semana pasada recibió en la Casa Rosada al salteño Sergio “Oso” Leavy, referente kirchnerista en su provincia y a quien se lo cuenta como “celeste”.

El propio Leavy informó, a través de su cuenta de Twitter, del encuentro. Contó que habían hablado de la muerte de dos niños wichis en el Norte de Salta, de obras de infraestructura en esa provincia, de la inflación y hasta de la vacuna contra el Covid-19.

Más allá de que allá charlado de esos temas, en el sector anti aborto del Senado nadie duda de que también hablaron de la ley de interrupción voluntaria del embarazo, que ya tiene media sanción de Diputados.

“Aca no hay nadie pelotudo. ¿Justo que estamos por votar la ley de aborto el Presidente recibió a Leavy para hablar de obras en una provincia que encima el kirchnerismo no gobierna?”, plantearon entre senadores anti aborto. Y añadieron: “Del Gobierno han llamado a varios más en los últimos días. Les dicen que es un proyecto del Poder Ejecutivo, que el Gobierno no puede perder”.

Te puede interesar
Murió Carlos Menem: reabrió el Senado y sus restos serán inhumados por la tarde

Leavy no ha informado a sus pares si tiene pensado cambiar su voto. Pero en la noche de este domingo un senador dijo a Clarín que la versión que manejan es que el salteño ayudará al Ejecutivo. Por las dudas en el poroteo de los “celestes” ya pusieron al lado de su nombre un signo de interrogación.

El involucramiento personal del Presidente a último momento obedece a que el proyecto se vota la semana que viene, el martes 29. Y hoy por hoy el sector “verde” no tiene construida una mayoría para asegurar la aprobación de la ley.

En privado ante sus pares, una de las senadores cristinistas que trabaja para que la ley salga se ha quejado de que el Poder Ejecutivo envió el proyecto sin tener asegurados de antemano los votos. ¿La cuestión de fondo? Que ahora se corre el riesgo de una derrota y en el sector verde del kirchnerismo no quieren que se la adjudiquen a ellos.

Ante una consulta de Clarín, en el cristinismo admitieron que la norma se envió sin contar con los votos. “Lo mandaron sin estar seguros del resultado final”, subrayaron las fuentes consultadas.

Las mismas fuentes agregaron: “Es un proyecto del Ejecutivo y ellos decidieron mandarlo. Pero no es que nos tiraron el fardo. Desde el Poder Ejecutivo también están trabajando para que la ley se apruebe”.

Pero enseguida aclararon: “Si no se aprueba no será por responsabilidad del Senado sino del Poder Ejecutivo”.

Te puede interesar
Alberto Fernández encabezará hoy el acto de creación del Consejo Económico y Social, que será dirigido por Gustavo Béliz

Según esas fuentes, Cristina Kirchner se muestra prescindente entre los “verdes” y “celestes” de su bancada. Su intención es evitar tener que definirse y, para eso, debe evitar que haya un empate en la votación. Como presidenta del Senado, solo puede votar para desempatar.

“Lo que se quiere es que salga por la diferencia más amplia”, dicen en el ala “verde” del kirchnerismo.

Pero en el sector “celeste” del Senado no ven viable que la ley pueda aprobarse por una diferencia de más de un puñado de votos.

“No van a llegar a los 37 votos”, apuntó una senadora que articula entre los “celestes” del oficialismo y la oposición. “Nosotros tenemos una base segura de 32”, aseguró a Clarín esa legisladora, lo que en los hechos implica admitir que podrían tener algunas fugas. Es que hasta ahora los punteos indican que los “celestes” sumarían 34 votos.

El Senado está conformado por 72 miembros. Pero por la licencia del tucumano “celeste” José Alperovich, el que junte 36 votos se asegurará el triunfo sin necesidad de que desempate Cristina. Otro escenario que asoma es el de la ausencia de Carlos Menem, quien sigue internado.

Al riojano se lo cuenta como “celeste”. De ausentarse por sus problemas de salud, los anti aborto perderían otro voto clave. Los “verdes” podrían imponerse ahí con solo 35 votos en caso de que haya al menos una abstención.

Al Gobierno no parece lejos de lograr la aprobación. Pero deberá trabajar duro de acá al martes 29. Dato: los “celestes” no piensan quedarse de brazos cruzados. Fuente: Clarín.

Comentar
- Publicidad -