Pasó 17 días en terapia intensiva por Covid-19 y perdió 60 kg: “Cuando te contagiás tenés miedo de todo”

José Mónaco -foto- tiene 56 años, es inspector de tránsito y es un sobreviviente del coronavirus. “Gracias a Dios salí de una etapa muy fea donde pasé un mal momento” dijo, tras recordar que estuvo 17 días en terapia intensiva.

“Gracias a Dios salí de una etapa muy fea, que muchos no llegan y pasé un mal momento. En terapia intensiva éramos cinco personas y en menos de dos horas se fueron tres personas. Estuve varios días sin dormir por el hecho de las cosas que veía, no por el mal manejo de los profesionales, sino que uno se siente impotente ante una cosa que uno no ve”, contó primeramente en una entrevista con Crónica.

Continuando, agregó “me enfermé el 9 de septiembre. Entré al trabajo con 36 grados de temperatura, algo que fue subiendo con el transcurrir de la mañana y a las 5 de la tarde sentí que estaba contagiado. En ese momento llamamos a la ambulancia y recién pude internarme el día 14 porque en Comodoro Rivadavia no habían camas”.

Al mismo tiempo, Mónaco señaló que “ya internado recuerdo que me colocaban inyecciones para poder dormir, algo que no podía hacer por la tensión nerviosa que tenía, pero en terapia estuve 17 días, donde además perdí 60 kilos. Ahora estoy pesando 116 y lo que te consume este virus es impresionante. Yo tuve un Dios aparte y agradezco a la concejal Alejandra Robledo por la mano que me dio y a mis compañeros de trabajo”.

Te puede interesar
En Comodoro - Rada Tilly se reportaron 91 nuevos contagios de Covid-19 y dos fallecidos

Recibimiento tras el alta

Por otro lado y al referirse sobre el recibimiento tras el alta, dijo que “cuando llegué a casa luego de un mes, el cariño recibido a través de los mensajes fue gratificante, pero mayormente le pido a la ciudadanía que se cuide y más en estas fiestas. Limpien todo lo que compren y evitar las aglomeraciones, porque esto no termina acá y el virus seguirá”.

Su recuperación

Finalizando y al ser consultado cómo sigue su recuperación de ahora en adelante, enfatizó que “es increíble el aporte psicológico que me ha dado mi mente para que mi cuerpo se recupere. Los primeros días cuando volví a casa sentía un hormigueo en la mitad del cuerpo y lo que falta es mucha materia grasa de la cintura para abajo, pero de a poco voy saliendo y gracias al cuidado de mi familia estoy acá, porque cuando te contagiás tenés miedo de todo”.

Mutual Seros

Por último, Mónaco lamentó el trato que tuvo desde la Mutual Seros. “Desde el momento que me infecté y hasta ahora nunca me han llamado, ni se comunicaron conmigo, siendo que hace 30 años vengo aportando y nunca fui un gasto para mi obra social. Ojalá mis compañeros municipales se den cuenta de esto y debemos pelearla sumamente solos”, concluyó.

Comentar
- Publicidad -