Positivo encuentro en el barrio Restinga Alí con el secretario de Obras Públicas municipal

Dentro de las actividades de campo realizadas por los funcionarios municipales, el secretario de Obras Públicas Maximiliano López se reunió con dirigentes vecinales del barrio Restinga Alí, con quienes repasaron las obras proyectadas en el futuro próximo pero también reactivaron reclamos por otras que quedaron pendientes tras la última reunión mantenida hacia fines de diciembre del año pasado.

Desde la vecinal destacaron y agradecieron la predisposición del funcionario municipal y las obras iniciadas como las 11 cuadras de asfalto, las que seguramente cambiarán la realidad cotidiana de los vecinos del barrio, reclamando también la concreción de la planta de bombero licitada en julio para que la gente de las 80 viviendas –de calle Eugenio Hostos- y el resto de la barriada tenga desemboque en el colector norte cloacal.

La reunión, calificada de amable y constructiva, se prolongó con el pedido de colaboración para el cerramiento del playón deportivo y la puesta en valor del camping barrial, prometido hace mucho tiempo, con el que se podría concretar un anteproyecto presentado y licitado que permitiría ganar un espacio que se pueda utilizar por niños y jóvenes del sector, durante prácticamente todo el año y no solo en época estival.

La vecinalista América Melion señaló que también se solicitó las plazas de la Manzana 29 y la de calle Palma, las que se convertirían en una “cortina ambiental” para el canal, además de otra de las más importantes obras como lo es el saneamiento-protección del canal evacuador, con gaviones, afectado como tantos otros lugares de la ciudad, por el violento temporal de 2017.

Te puede interesar
Implementan nuevo método de pavimentación más rápido y de calidad en esta ciudad

El prolongado encuentro, en el que se tomó conocimiento de situaciones puntuales o se recordó algunas de las obras pendientes de ejecución, se abordó también la obra de red de gas faltante para algunos vecinos, la apertura de la calle de la bicisenda, la cartelería faltante y, como otro de los puntos más importantes, la construcción de reductores de velocidad –lomos de burro- sobre el camino vecinal de entrada y bicisenda, lo que obligaría a reducir velocidad de autos y motos y se ganaría en seguridad para peatones y ciclistas.

Finalmente, Melion destacó que ya se empezó la obra del arreglo del paseo costero y que el secretario realizará un proyecto para extenderlo hacia el norte y concluirlo con un buen espacio parquizado al final del mismo, lo que fue agradecido por la comisión directiva barrial al igual que su predisposición para escuchar y tener en cuenta las necesidades de una antigua barriada que se mantiene en crecimiento.

Comentar
- Publicidad -