Rescatan a tres hermanitos pequeños abandonados por la madre en un departamento de las 1008 viviendas

Dos nenes de 3 y 4 años y un tercer hermanito de entre 3 y 4 meses, con el torso desnudo, todos llorando y con un escape de gas en el sector de la cocina, fue el triste y desolador panorama con el cual se encontraron efectivos policiales de la Comisaría Quinta en la mañana de ayer viernes. Y es que no fueron pocos los llamados de vecinos del edificio 89 del Complejo habitacional 1008 viviendas del barrio 30 de Octubre que alertaron, durante la noche y madrugada tanto a la comisaría como al Centro de Monitoreo, de los llantos desgarradores de los pequeños a quienes aparentemente la madre había abandonado desde la noche del jueves y sin tener novedades del paradero de la misma.

Eran las 10:20 de la mañana cuando arribaron los uniformados al lugar y, efectivamente, constataron los llantos provenientes del interior del departamento. Golpearon en varias oportunidades, pero no fueron atendidos por ninguna persona adulta, por lo que procedieron a forzar la puerta para acceder al mismo.

Según informarían luego las fuentes policiales, se encontraron con una desgarradora escena: dos niños de entre 3 y 4 años y uno más pequeño de entre 3 y 4 meses con sus rostros hinchados de tanto llanto, a los cuales se los debió tranquilizar, higienizar y darles algunos alimentos. Uno de los uniformados sintió el olor a gas proveniente de la cocina y, además de cortarlo, abrió los ventanales del domicilio.

Te puede interesar
Se incendió una parroquia y se destruyeron donaciones

Si bien fueron los vecinos que acompañaron a los uniformados para que se encarguen de los pequeños y quedarse más tranquilos, a la hora de aportar sus datos personales se abstuvieron de hacerlo aduciendo el perfil problemático de la progenitora de los niños, identificada como Yolanda O.

En consecuencia, se puso en conocimiento del caso y tomó inmediata intervención la Asesoría de familia, menores, incapaces y adultos mayores a cargo de la Dra. Vargas Martínez y a los servicios de Protección de Derechos a cargo de la Dra. Jessica Ciglione, quienes dispusieron que un equipo de profesionales arribe al lugar.

Comentar
- Publicidad -