Día histórico para las mujeres aeronáuticas gracias al esfuerzo de una comodorense

En el marco de un silencioso esfuerzo que realiza Vanina Busniuk, una de las dos pilotos del Aeroclub Comodoro Rivadavia y presidente de la asociación Mujeres en Avión Argentina -institución creada con el objetivo de promocionar, difundir y fomentar las actividades que ofrece la aeronáutica y el rol de la mujer en la aviación argentina- el Senado de la Nación dio dictamen favorable, por unanimidad, al proyecto presentado por el senador Alfredo González Luenzo para reconocer cada 9 de diciembre el Día de la Mujer en la Aeronáutica.

La asociación fue creada por un grupo de mujeres del ambiente aeronáutico, pero “no es una agrupación excluyente de género ya que hombres y mujeres son bienvenidos” señalan las jóvenes que, en su intento de ganar espacios en un ambiente históricamente masculino, se han organizado con representantes de todo el país gracias a la iniciativa de una mujer comodorense.

Señalando que el dictamen del Senado de la Nación se convierte en “un hecho histórico”, Busniuk destaca que “con el acompañamiento del senador Luenzo, veremos ahora si antes del próximo 9 de diciembre esta media sanción logra que Diputados la convierta en ley para dar visibilidad a una tarea silenciosa de la mujer dentro del mundo aeronáutico argentino”.

Dentro de ese ámbito, hay decenas de mujeres que participan activamente en diferentes áreas como pilotos comerciales, pilotos privados de avión, médicas clínicas con especialización aeronáutica, pilotos de drones, controladores de tráfico aéreo, tripulantes de cabina o abogados con conocimiento en derecho aeronáutico, entre otras funciones, lo que motivó a la piloto comodorense promover la asociación a partir del Primer Encuentro Nacional de Mujeres de la Aviación Argentina.

Precisamente, el día fijado para su reconocimiento nacional, 9 de diciembre, tiene en cuenta la fecha en que se logró reunir a gran parte de las mujeres de todo el país que trabajan en la aeronáutica -encuentro que contó con referentes de países limítrofes- y que se transformó en un hito histórico que dio inicio a una red de mujeres que desde los más recónditos lugares del país, sumaron voluntades por un reconocimiento pleno de su tarea cotidiana pero muchas veces desconocida.

Aun esperando el resultado del tratamiento en la Cámara de Diputados, Vanina Busniuk agradece el acompañamiento del senador González Luenzo y del enorme grupo de aeronáuticas de todo el país, a una idea surgida desde Comodoro Rivadavia que “solo intenta un reconocimiento a nuestra tarea cotidiana dentro de un ámbito que se mantiene abierto a nosotras aunque, quizás por desconocimiento, cuenta con poca participación de mujeres”.

Comentar
- Publicidad -