El presidente Fernández puso una camiseta de Argentinos

Fernández permaneció más de media hora frente al féretro.

Buenos Aires (NA) – Antes de los incidentes, el presidente Alberto Fernández participó ayer en Casa Rosada de la despedida de Diego Armando Maradona, en medio de un clima de profunda emoción, con saludos sentidos para la familia del astro y la ofrenda de una camiseta de Argentinos Juniors que colocó sobre el féretro, al igual que un pañuelo de las Abuelas de Plaza de Mayo.

Acompañado por la primera dama, Fabiola Yáñez, que entregó un ramo de rosas rojas, y el secretario general de la Presidencia, Julio Vitobello,

Al visitar el salón donde se encontraban los restos del astro futbolístico. Primero saludó con un sentido abrazo a la ex esposa Claudio Villafañe y dos de las hijas Dalma y Giannina, además de otros familiares y allegados presentes.

Allí, acompañado por el presidente de Argentinos, Cristian Malaspina, y el actual entrenador del primer equipo masculino del “Bicho” Diego Dabove, también colocaron una camiseta del club de La Paternal con el número 10 y el apellido Maradona sobre el féretro, donde ya estaban la de su despedida como futbolista con los colores de Boca y la del campeón del mundo de 1986 con la Selección argentina.

También el Presidente ubicó sobre el cajón dos pañuelos blancos de Madres de Plaza de Mayo y Abuelas. El jefe de Estado permaneció algo más de media hora frente al féretro y al retirarse a su despacho saludó e intercambió unas palabras con el músico Juanse, ex líder de los Ratones Paranoicos.

La presencia de Cristina Kirchner

Con emoción, la vicepresidenta Cristina Kirchner despidió a Diego Armando Maradona en la Casa Rosada, donde se vivió un multitudinario velatorio.

Te puede interesar
Proponen cerrar actividades de 23 a 6 en todo el país
Cristina Kirchner tenía una estrecha relación con Maradona.

Justo cuando la Policía de la Ciudad intentaba bajar la tensión en las calles, Cristina Kirchner llegó a la Rosada, donde expresó sus condolencias a la familia del astro futbolístico.

La ex presidenta, que tenía una estrecha relación con Maradona y lo había saludado por teléfono el pasado 30 de octubre en su cumpleaños número 60, colocó un rosario sobre el féretro.

Un empleado fue despedido y expulsado

Diego Molina, uno de los empleados de la casa de sepelios que se sacó una foto junto al féretro de Diego Armando Maradona, fue despedido y repudiado en las redes sociales, al tiempo que Argentinos Juniors lo expulsó como socio del club.

Molina publicó una fotografía de él parado al lado del cajón abierto donde descansan los restos de Maradona, poniendo el pulgar de su mano izquierda para arriba y con la mano derecha sobre la frente del astro argentino, mientras que después se conoció una imagen similar pero de otros dos trabajadores del lugar.

Carta abierta de un grupo de presos

Un grupo de personas privadas de libertad de una cárcel bonaerense que participan de un taller literario, escribieron una carta abierta para Diego Armando Maradona y sus familiares.

La misiva fue escrita por un grupo de internos alojados en el pabellón 9 sector 3 de la Unidad 30 General Alvear.

“Dedicado a la memoria del más Grande de la historia del Fútbol: Estas humildes líneas salen desde lo más profundo de nuestros sentimientos hacia la persona que nos hizo soñar, llorar, reír, y por sobre todo juntar a todo el país argentino a través de un simple esférico tan amado por él, llamado pelota. Es difícil expresar lo que se siente, aún no lo creemos, pero nos toca aceptar que ya no lo vamos a disfrutar físicamente, pero eso no significa que no siga vivo, porque dentro de cada argentino hay un pedacito de él, en cada barrio, en cada estadio, en cada botín, tobillera, media futbolera, en cada camiseta, por eso no podemos decir que D10S murió, solo está descansando”.

Te puede interesar
Alberto Fernández negó una estatización del sistema de salud y propuso a los empresarios buscar alternativas para compensar a las prepagas

“Lo respetamos por lo que hizo dentro de un estadio, por dejar el alma en cada partido con la celeste y blanca, por hacer realidad su sueño y el sueño de todos los amantes del futbol, levantar esa copa tan deseada, tan anhelada, la que cada cuatro años esperamos ansiosamente poder ganarla”.

“No nos salen las palabras, se nos caen las lágrimas. Sentimos dolor en el alma, un vacío abismal, y nos mata la angustia de no poder ir a despedirlo por estar pagando una condena, pero en cada patio mientras estemos jugando al fulbito, en el potrero carcelero, su imagen y recuerdos estarán presente. Una vez en tu despedida dijiste, ‘Yo me equivoqué y pagué, pero la pelota no se mancha’. Y hoy la pelota está llorando por vos. Que en paz descanses. Enviamos nuestras condolencias a la familia”.

Comentar
- Publicidad -