Trelew: Tiroteo entre dos comerciantes con un muerto: la policía encontró arma asesina, pero la otra desapareció

Fue en el allanamiento que le hicieron al detenido por el homicidio en su casa. No aparece la otra arma, la usada por el fallecido durante la balacera. La policía cree que alguien se la llevó.

Trelew (Agencia) La policía incautó ayer el arma usada en el crimen que hubo el domingo a la tarde durante un enfrentamiento a balazos entre dos comerciantes en el barrio Primera Junta de Trelew, al allanarle la casa al hombre que está preso por el homicidio. Lo que no pudo fue dar con la pistola 11.25 que habría usado el fallecido al tirotearse con su vecino y los investigadores del caso creen que alguien se la llevó de la escena donde se registró la sangrienta balacera.

Como ya es de dominio público; el hecho de sangre se desató momentos antes de las 18 en la calle Pedro Crotta al 1.500, casi Bowman y la víctima fatal se llamaba Darío Guzmán, tenía unos 40 años, y murió cuando llegaba al hospital tras recibir un balazo en la cabeza al enfrentarse a tiros con el comerciante que tiene el negocio al lado del suyo.

El empleado del fallecido, identificado como Jonathan Sáez, de casi 30 años, recibió un tiro en el pecho y de milagro está bien. Ni siquiera necesitó quedar internado. Él, fue un testigo clave que al declarar ante la policía contó cómo se produjo la balacera.

Te puede interesar
Camionero manejaba con 2,96 de alcohol en sangre y fue denunciado por transeúntes

La policía dice que Saúl Gutiérrez, el imputado, el comerciante que está preso por el crimen y por haber herido a Sáez, desde un balcón de la planta alta de su casa le disparaba a Guzmán, quien desde el umbral de su negocio le contestaba con una pistola 11.25 (el arma de guerra que no pudo ser ubicada ayer por los investigadores). Los vecinos del lugar aseguraron que fue como una película, de las de acción, y que contabilizaron entre 7 y 10 detonaciones.

Todos optaron por encerrarse en sus respectivos domicilios aterrados por el riesgo de ser alcanzados por alguna bala perdida.

Fue un tiroteo entre el dueño de una carnicería que murió y el de un mercado y carnicería que funciona al lado. Parece que la bronca entre ambos venía desde hace rato por la venta de carne. Uno quería quedarse con el monopolio y el otro no lo dejaba, le competía.

Ahora bien, ayer la policía llevó a cabo tres allanamientos por el homicidio. Las diligencias fueron efectuadas en el curso de la mañana en la casa del detenido, donde además del arma homicida incautaron varias plantas de cannabis sativa (marihuana).

En el domicilio del fallecido en donde no encontraron la pistola que habría utilizado para enfrentarse a tiros con su vecino y en un departamento de las Mil Viviendas en el que viviría el empleado del fallecido: el que recibió el tiro en el pecho y sobrevivió milagrosamente.

Te puede interesar
Camionero manejaba con 2,96 de alcohol en sangre y fue denunciado por transeúntes

También requisaron el coche que fue utilizado para trasladar a los baleados al hospital y ahí no se encontró nada de utilidad para la investigación, dijeron.

En el domicilio del comerciante que está preso y que hoy sería llevado a tribunales para la audiencia de control de detención en la que desde la fiscalía le pedirían la prisión preventiva por al menos cuatro meses, los investigadores hallaron el revólver calibre 22 con el que mató a su vecino y lo que es extraño para las autoridades es que la pistola 11.25 que empuñaba la víctima no haya aparecido.

Sospechan que el que se la llevó, lo hizo al momento del revuelo que se originó cuando cargaron al hombre a un auto del vecindario para trasladarlo al hospital, adonde habría llegado ya fallecido.

Comentar
- Publicidad -