“Al Petraka lo siento como un homenaje ya. Es el tipo de acá”

Petraka

(Por Flor Nieto) Martín Ivancich nos habla de su personaje “Petraka”, el que se viralizó en las redes sociales durante la pandemia y que cada día cosecha mas vistas… hasta tiene stickers en WhatsApp

-Se nota también que el comodorense quiere cosas para comodorenses sobre comodorenses por el éxito del Petraka. Se viralizó mucho…

-La verdad que sí, re loco. Yo no sé cómo pasó. Pegó. Es más como el petrolero base, el que arranca como boca de pozo, es otra onda. Y de varios ambientes. El ambiente del taller es medio así también, como de macho. Hasta ahora no había ningún personaje o héroe así, el de la calle, el se caga de frío, el que agarra los caños, yo soy un payaso pero la Patagonia es así, la gente es así. Un amigo me decía que le había mostrado los videos a unos pibes de Buenos Aires y le dijeron: “No entendemos mucho el humor pero está bueno”. Claro, es que acá todos tenemos algún primo, hermano, pariente, amigo, vecino, petrolero. ¿Viste? Todos sabemos, todos escuchamos: “No, ahora parece que me van a echar. Voy a arreglar y con la platita esa…” clásica. Lo que me dio esto es ganas de hacer todo, no solo hacer este personaje hasta que se acabe. Hacer todo hasta que se acabe. Y eso lo decidís vos, porque no acaba si seguís.

-¿Cómo surgió el personaje?

-A partir de un amigo. Venía y decía: “No, sabés que los viejos allá, mucha envidia”. Me lo decía tanto, siempre la misma huevada que empecé a ver la posibilidad de imitarlo. Después empecé a ver que mucha gente era así, me ha pasado de escuchar mucha gente hablando de petróleo. También de que por ejemplo, llegaba uno que era petrolero a un lugar y todos quedaban en silencio porque llegaba casi como un, no sé, una eminencia. No surgió bajo ningún odio ni nada. Lo siento como un homenaje ya. Es el tipo de acá. No solo petrolero, cualquiera de acá, de barrio es así, capaz no es petrolero. Aparte yo cuando me iba de viaje a lugares de Argentina me decían que tenía otro acento y yo: “No, soy de acá”. Uno mismo tira “dolor de mazo”, “Aaaaaah” que son de acá…


-O toscazo…

-El toscazo -risas-. Sí, bueno de eso hay mucho material. Salió de ahí porque improvisamos casi todos los videos. A veces vamos y ya hay una idea, caes con esa idea y capaz que después hacés otra. Hay veces que mandamos tantas huevadas al editor que dice: “No, pará, manden menos, re pesados”. Muchas pavadas -risas- y él agarra y hace magia.

Te puede interesar
Almóndigas Show y sus videos

-Pero captaste una esencia. Es un gran personaje, es gracioso, tiene su cuota de ingenuidad, hace la suya y sin maldad, no molesta a nadie…

-La otra vez expliqué esto y uno lo malinterpretó en una charla, pero a mí me gusta de este personaje que el chiste general es que gasta, gasta y gasta pero también se hacen. Por ejemplo hay petroleros que compran mucho de algo y como que miran a un infinito como diciendo: “Bueno, sí, me lo compro ¿Y qué?” pero también esos muchachos vienen de laburar toda la vida y muchos no han tenido guita siempre. Los tipos son humildes, vienen de laburar un montón entonces claro, en otras épocas capaz no tenían para comprarse un plasma y salir de Garbarino mirando para los costados. Cuando lo pueden hacer, más vale, ellos se sienten orgullosos y ese es el homenaje, es así el personaje. Se da todos los gustos porque no pudo siempre siempre. Viene de otro lado, capaz que fue a una escuela de barrio, nunca tuvo guita, tenía cuatro hermanos, se hace petrolero y más vale que se va a dar sus re gustos. Al Petraka lo veo así y me encanta hacer el personaje.

-Y a todos…

-Creo que está pegando por eso, porque es muy de acá, qué sé yo…es como un boom que lo viene trayendo el otro muchacho, el Marito de Neuquén. Él arrancó con todo eso de las redes. Todos empezaron a ver eso y a cagarse de risa del que tiene esas costumbres, de gastar. Cuando me hablaban de él yo ni sabía quién era. No lo había visto. Me decían: “Te está robando si vos hacés ese personaje hace un montón” y yo: “Bueno, que me robe ¿Qué me importa?”. Yo pensé que era un pibe de acá que hacía como la continuación de ese personaje que yo hacía hace un montón en Capot. En el 2005 o 2007. Me acuerdo que me hicieron una nota en ADNSur, mostré varios personajes y ahí estaba el Petraka. Entonces cuando vi que era de Neuquén dije: “Listo, saco el de acá si yo lo hago hace un montón”. Nadie le copió a nadie. Eso sí, me decían “Hacelo por Internet que ahora la onda es Internet”. Y bueno, ahí me ayudaron un par de amigos y está tomando este color.

Te puede interesar
Almóndigas Show y sus videos

-Ahora hasta tenés stickers de WhatsApp…

-Tengo como 12 stickers ya. Una banda. Los tengo todos en el celular. Ahora hay memes, de todo. El otro día descubrí que era famoso -risas-. Esta es de famoso: “Che te escribo porque me dijeron que habías muerto” Ahhhhhhhhh. Ponela esa por Dios -risas-. Y al otro día me dicen: “Che ¿Es verdad que te pegaron?” -risas-. Después iba con un amigo en su auto, le llega un mensaje: “Che vos que sos amigo del Petraka, me parece que le pegaron” ¿Cómo es eso? ¿De dónde sale? Si alguien te escribe porque hay un rumor de que moriste, se están preocupando por tu vida, eso ya es de famoso -risas-. A mí me gusta ir a la plaza y actuar ahí, me gusta ir al cumpleaños entrar, tocarle los cachetes a una abuelita y decirle algo. Ir y que un nene me tire agua en la cara, me gusta eso. Ahora con esto es un garrón así que Internet vino al pelo porque no sé si alguna vez tuve tanto laburo. Tanto que hay gente que no le pude hacer nada. Tanto que me han escrito, tanto que no he contestado y que no he llegado a nada deben pensar que yo me hago el estrella pero la verdad es que se me pasa, a veces necesito a alguien que me filme, que me lleve y por ahí, los que me ayudan están ocupados. Me escriben muchos. Me escribe mucha gente de Gallegos, no es solo Comodoro, de Caleta Olivia, Truncado, Las Heras, Ushuaia. Lo de las publicidades está bueno porque ahora es todo por ahí, después hay gente que le manda a sus contactos de WhatsApp o a sus redes y es todo mucho más simple porque no lleva edición ni nada. Es algo nuevo. Es un servicio más que se creó. No se termina porque un video sigue ahí, es tangible, pasan dos meses y cada vez lo ven más. A veces nos contrataban para repartir folletos ¿Y cómo medías cuántos te estaban viendo? Estaría bueno modernizarme y aprender a editar pero tiempo al tiempo.

Comentar
- Publicidad -