La historia de la abuela que llegó desde Salta a festejar su cumpleaños sorpresa y le ganó al covid

En febrero y con complicidad de otros familiares, la abuela Soledad viajó desde Salta para estar en el cumpleaños número 15 de una de sus bisnietas. La idea de la familia era demorarla hasta abril, mes en el que cumplió sus 80 años para sorprenderla con el regalo de un viaje a México. El vuelo estaba programado para que ese 12 de abril estuviera ya disfrutando de su viaje.

“Tres semanas antes de que el viaje se concretará empezó todo este revuelo del Covid-19, donde parecía una realidad algo ajena a nuestro país y solo lo vimos como algo que quizás postergaría nuestros planes”, comentó primeramente Miriam Lobo, nieta de Soledad, en diálogo con Crónica.

Unos días antes de la salida, efectivamente el vuelo a México fue cancelado y también la posibilidad de volver a su ciudad de origen. “Todo era desolador y a medida que se escuchaban las noticias, el miedo nos invadió y todos sus familiares solo buscamos la forma de protegerla” contó su nieta.

Más allá de los cuidados, ellos sabían que como familia estaban muy expuestos porque Miriam desarrollaba tareas de servicios esenciales y las actividades laborales no habían cesado. Aunque tuvieron las mayores de las precauciones no quedaron exentos y 28 de octubre la familia comenzó a registrar síntomas compatibles con el coronavirus.

Te puede interesar
Santa Cruz se acerca a 15 mil casos de covid

Todo parecía estar en orden tras el diagnóstico, con síntomas normales, pero el Covid-19 no tardó en afectar fuertemente los pulmones de la abuela generando gran falta de oxígeno y hasta pérdida de conciencia. De manera inmediata buscaron asistencia médica, y Soledad fue trasladada al Hospital Regional de esta localidad.

Para Miriam ver partir a la ambulancia sin siquiera poder acompañarla y pensando en todos los escenarios posibles fue quizás el momento más duro que les tocó vivir en familia. “Todo parecía ir cada vez peor, otras nada avanzaba, hasta que hace tres días atrás llegó el llamado colmado de esperanzas en el que nos comunicaban que al fin le habían podido disminuir el suministro de oxígeno”.

“En este ínterin, el pasado martes, tras el alta del resto de la familia, su nieta anfitriona se quedó sin trabajo, pero las preocupaciones se fueron casi inmediatamente cuando informaron que pronto la abuela volvería a casa, entendiendo que el tiempo compartido con los seres amados es lo más importante y esto era una oportunidad nueva que Dios y la vida les daba para tener una perspectiva diferente”.

El viernes Soledad volvió a casa y el corazón de Miriam explotaba de felicidad. “Ella en todo este tiempo aprendió a enamorarse de Comodoro desde una ventana por la cual podía ver el mar, las rutinas, los cambios y la esperanza”, contó Miriam. “También pudo vivir y acompañarnos en los momentos significativos como el cumpleaños número 18 de su otro bisnieto, el egreso universitario de su nieta, y además festejó de una forma distinta sus 80 años.

Te puede interesar
Se reportaron 104 nuevos casos de Covid-19 en Comodoro y Rada Tilly

“Pero lo más importante es que le ganó la lucha a un suceso histórico el cual le prometimos que sería publicado para que quedara plasmada, una vez más, su fortaleza, su alegría, su ejemplo, su paciencia y su amor hacia toda la familia. Gracias a todo el personal de salud del Hospital Regional de Comodoro Rivadavia, que brindaron no solamente su profesionalismo, sino también voluntad, amor y paciencia a pesar de las adversidades con las que deben lidiar en la cotidianidad. A todas aquellas personas que estuvieron pendientes de su estado de salud y apoyaron con sus oraciones, a este medio por ayudarnos a cumplir una de las promesas que le hicimos y a ella misma por volver a darnos parte de su valioso tiempo y los más importante: a Dios”.

Comentar
- Publicidad -