Día del Enfermero: Enorme labor del personal del Hospital Regional en tiempos de pandemia

Vocación de servicio. Iris Quezada, el licenciado Víctor Contreras y Enzo Casimiro.

El 21 de noviembre, en Argentina se celebra el Día del Enfermero. La conmemoración se remonta al año 1935, cuando se fundó la Federación de Asociaciones de Profesionales Católicas de Enfermería, cuya patrona es la Virgen de los Remedios, festividad que también se celebra en esta fecha. Una nota para repasar el trabajo de los enfermeros del Hospital Regional, que trabajan a destajo desde que la pandemia se hizo presente en esta ciudad.

De mucama a enfermera en el Hospital Regional

Iris Quezada trabaja desde hace quince años en el Hospital Regional, el centro de salud de mayor importancia de toda la provincia, ubicado en Comodoro Rivadavia, la ciudad más grande de todo Chubut. Hace siete años se recibió de enfermera y empezó a trabajar en el nosocomio. “Anteriormente era mucama en el hospital. Cuando me recibí de enfermera empecé a ejercer dentro del Regional. El trabajo es siempre el mismo, la responsabilidad es siempre igual, aunque ahora es el doble, porque se trabaja con muchos más cuidados. Tratamos de brindar la misma atención a todos los pacientes”, contó la joven a este diario.

En esta línea, Quezada confesó que el momento que atraviesan es “más angustiante que otros”, fundamentalmente por el desconocimiento que se tiene a veces sobre el covid y porque el riesgo de contagio es alto. “No sabés en qué momento te podés contagiar, ahora estamos trabajando bastante. Por suerte tenemos todo el equipamiento necesario y podemos trabajar dentro de todo tranquilos. Por lo general, la parte de pacientes covid siempre está llena, y en la parte de sala ahora tenemos más pacientes que cuando había arrancado la cuarentena”, resaltó la enfermera.

Sobre la tarea diaria, Quezada señaló que es algo que va variando según el día y la demanda de trabajo que tengan: “Hay días que estamos planificados para el sector covid. Ingresamos junto a los médicos a controlar y medicar a los pacientes. Después les damos el desayuno, porque ellos no tienen acceso a ningún familiar para que les acerque esto. Cuando estamos programados para sala general, ingresamos junto a los médicos para hacer un control y después ya arrancamos con los baños de los pacientes, hasta que se termina la jornada. Hay diferencias entre un sector y el otro, es según la patología. Tenemos patologías respiratorias y no respiratorias. Quizá la diferencia que más podemos marcar es que para el sector covid nos tenemos que poner los equipos de protección personal, mientras que en la sala general solo trabajamos con el barbijo quirúrgico y la antiparra”.

Para concluir, la joven enfermera destacó el compromiso y compañerismo de sus colegas y envió un mensaje esperanzador para aquellos que deseen convertirse en enfermeros a futuro: “Lo que más destaco dentro del servicio es el compañerismo y la vocación de la gente, el esfuerzo que cada uno pone para estar acá adentro. A los que quieran ser enfermeros yo les diría que sigan adelante, porque es algo hermoso”, concluyó.

De Jujuy a Comodoro Rivadavia: La historia de Enzo Casimiro

Enzo Casimiro ingresó a trabajar al Hospital Regional en el año 2016 y se recibió hace diez años de enfermero. Ya con bastante experiencia, cuenta que en su Jujuy natal hay “una superpoblación de enfermeros” y que en el sur son más necesarios. Afirma no tenerle miedo al covid y resalta que “si uno se cuida y usa los elementos de protección personal, nada malo debería pasar”.

“Ingresé al hospital en 2016 y egresé hace diez años como enfermero. Estudié en Jujuy. Anteriormente trabajé en Clínica del Valle, también en el hospital, en mi provincia natal. No me fue difícil adaptarme a Comodoro, incluso encontré trabajo rápido. Acá es más fácil, uno quiere emprender laboralmente y tiene más posibilidades. En esta ciudad hay una salida laboral mucho más rápida”, expresó en primer término el joven enfermero jujeño.

Diferencias entre el norte y el sur de Argentina

Casimiro contó que en la parte sur del país, la demanda de enfermeros es mucho mayor que en el norte de Argentina. En este sentido, planteó que en Comodoro Rivadavia se necesitan profesionales de esta carrera para el trabajo hospitalario, prehospitalario y de atención domiciliaria. “Hay una diferencia entre ambas partes del país. Acá hay demanda, se van recibiendo y van cubriendo los puestos. En Jujuy lo que pasa es que hay una superpoblación de enfermeros”.

Sobre el momento que atraviesan en el Hospital Regional con el coronavirus, el joven sostuvo que “cuando comenzó todo esto, obviamente que todos estábamos algo temerosos, pero después se fueron armando las distintas planificaciones en base a cómo íbamos a trabajar y nos calmamos. Es un momento complicado, porque corrés riesgo de contagiarte y enfermarte, tenés que tener más cuidado que antes. Es una etapa en la que estamos más estresados que nunca. A mí no me da miedo el virus, si uno se cuida y usa los elementos de protección personal, nada malo debería pasar. Lo que rescato de esta profesión es la predisposición que tienen todos, el apoyo de nuestro jefe, el compañerismo, la solidaridad y la capacitación constante para los que saben menos”, cerró.

“Los enfermeros nunca han dejado los servicios descubiertos, con o sin sueldo”, dijo Contreras

El licenciado Víctor Contreras, jefe de enfermería de la unidad de clínica médica, también conversó con este diario y se refirió a la tarea diaria de los enfermeros del Hospital Regional. El enfermero se mostró algo crítico con la actual situación que se vive en el sistema sanitario de la provincia pero destacó el enorme compromiso del personal de enfermería del nosocomio. “Estamos sin cobrar y seguimos trabajando. Creo que eso habla del compromiso que tiene nuestro personal”, destacó Contreras.

“Llevo muchos años de servicio, tanto acá en el hospital como en la formación de enfermeros en la universidad local. Creo que la pandemia es algo que nos ha atravesado a todos, y de mala manera. A todo esto hay que sumar la falta de pago de los sueldos y el gran volumen de trabajo que tenemos. Contamos con poco recurso humano, así que uno de mis trabajos principales es tratar de mantener al personal con el menor grado de estrés posible y lo más descansado posible, porque si uno se confía con esta enfermedad, termina infectándose”, sostuvo el licenciado en Enfermería.

En esta línea de análisis, Contreras lamentó el hecho de que algunos profesionales de salud se hayan contagiado de covid: “Tenemos colegas infectados y hemos tenido lamentablemente colegas que han fallecido por esta enfermedad. Lo que hay que valorar y mucho, es el hecho de que, a pesar de tener poco recurso humano, pocos materiales de trabajo y estar meses sin cobrar, el personal de clínica médica tiene un ausentismo extremadamente bajo y eso demuestra el compromiso diario que tienen con el trabajo en el hospital y la profesión. Ellos no dejan a sus pacientes sin atención. Estamos sin cobrar y seguimos trabajando. Creo que eso habla del compromiso que tiene nuestro personal”.

“La enfermería siempre ha estado presente”

Consultado acerca de si el momento que se atraviesa actualmente en el sector sanitario es más complejo que otros vividos en el mundo de la medicina, Víctor Contreras planteó que “los momentos son algo cíclico. Para los compañeros que tienen pocos años de servicio, esto es claramente algo nuevo. Pero para aquellos que tenemos más de treinta años de servicio y que hemos visto muchísimas cosas, la enfermería es algo que siempre ha estado presente. Estuvimos durante la Guerra de Malvinas, durante el incendio de Casa Tía y también en la catástrofe ambiental que nos tocó atravesar en la ciudad. Los enfermeros nunca han dejado los servicios descubiertos, con o sin sueldo. Hemos estado dos meses sin cobrar, más el aguinaldo y nunca dejamos nuestro lugar de trabajo. Hay compañeros que tienen un alquiler que pagar y deudas y sin embargo no faltan, porque no pueden dejar solos a sus otros compañeros”, resaltó el entrevistado.

Para concluir, el jefe de enfermería de clínica médica del Hospital Regional envió un mensaje en el marco del Día del Enfermero: “Estoy orgulloso de la profesión que inicié hace tanto tiempo. Estoy orgulloso de ayudar a otros colegas en su formación. En este momento, Comodoro tiene una enfermería profesional de alto nivel y alto impacto. Quiero agradecer a todos los que están en la actividad y a los jubilados que nos han legado esta profesión. La entrega del enfermero hacia su profesión y hacia sus pacientes es algo increíble. Cualquier profesional del sector público o privado va a decir lo mismo. La atención de la persona enferma y ver cómo se recupera es una gran satisfacción para nosotros”, concluyó.

Comentar
- Publicidad -