Desde el SOEM sostienen que la paritaria con el gobierno no dejó conformes a los empleados municipales

En diálogo con Crónica, David González, secretario general del Sindicato de Obreros y Empleados Municipales, se refirió a las negociaciones paritarias con el gobierno y se mostró crítico con respecto a las mismas. El sindicalista remarcó que, debido a los acotados tiempos, los afiliados tuvieron que optar entre dos propuestas que no aportaban conformidad al sector. Además, hizo hincapié en la crisis económica que atraviesa el país y dijo que, en base a los niveles inflacionarios que registra Argentina, lo ofrecido en la paritaria no deja conformes a los trabajadores.

En primer término, David González recordó que, a fines de septiembre solicitó el inicio de la mesa paritaria al Ejecutivo. La intención era que las negociaciones comenzaran en los primeros días de octubre. “No nos pudimos juntar. No porque el SOEM no se quisiera sentar a hablar, sino porque no se dio que se armara la mesa paritaria durante la primera semana de octubre. En el medio surgió que el intendente y parte de su gabinete se tuvieron que aislar por quince días por el tema del covid. Eso derivó en que nos sentáramos durante la primera semana de noviembre”, señaló en primer término el titular del SOEM.

Una vez comenzada formalmente la paritaria municipal, el gobierno ofreció dos alternativas a los dos gremios municipales: la primera opción era una cifra no remunerativa, y la segunda opción era un diez por ciento de incremento en el sueldo básico. “Hay que tener en cuenta que en el Municipio somos 2.250 empleados municipales. Somos 1.750 en planta permanente, el resto tienen que ver con la transitoria y el sector de contratados. La primera opción del Ejecutivo era una cifra no remunerativa de 10.000 pesos, tanto para contratados como para los de planta transitoria, hasta la categoría dieciocho, con remunerativo a partir de abril. La segunda grilla va desde la categoría diecinueve a la veintiuno, es un monto fijo de 13.000 pesos. Por último, desde la categoría veintidós y hasta la veinticuatro, ofrecieron un monto fijo de 16.000 pesos con retroactivo a octubre. Estos montos fijos quedan incorporados al sueldo. Esta es la primera propuesta. La segunda fue un diez por ciento de aumento al básico”, indicó González.

“Sobre esas dos propuestas que hizo el Ejecutivo, en primer término, nosotros habíamos rechazado las dos, porque ninguna de las dos nos convenía. Yo lo que dije es que, de las dos, la que más nos convenía era el monto fijo, la otra no tiene alcance porque estamos hablando de un diez por ciento de aumento en un contexto de pandemia, en donde tenemos niveles de inflación que llegan al treinta y cinco, cuarenta por ciento. Teníamos que decidir cuál propuesta aceptar y por eso publicitamos ambas por los medios de comunicación que usamos normalmente. Había que optar, los tiempos ya están al límite, entendiendo que el Concejo Deliberante tiene la última sesión el 19 de noviembre. Este lunes se firmó el acta acuerdo en donde la gran mayoría de los trabajadores optó por la primera propuesta, que es el adicional no remunerativo. En caso de que esto se apruebe, los trabajadores estarían cobrando con los haberes de noviembre los retroactivos correspondientes al mes de octubre. A esto sumamos el bono de 15.000 pesos que ya está confirmado para todos los trabajadores municipales, que se pagaría a mediados de diciembre. Y en el caso de aquellos que están en la planta transitoria y permanente, estarían cobrando su aguinaldo a más tardar el 20 de diciembre”.

“No quedamos conformes”

Por otra parte, al referirse a los niveles de conformidad registrados entre los empleados municipales por la paritaria con el Ejecutivo, González fue crítico al afirmar que “no quedamos conformes. Si a mí me preguntan si hay conformidad entre nosotros, tengo que decir que no. Ninguna de las dos propuestas nos convenía. No teníamos demasiadas alternativas, lamentablemente el tiempo de la paritaria se acortó mucho. Empezó la primera semana de noviembre, cuando nosotros la estábamos pidiendo para fines de septiembre”, concluyó el sindicalista.

Astete: “Es pan para hoy y hambre para mañana”

Roberto Astete, titular de la Asociación del Personal Jerárquico del Municipio, en diálogo con Crónica se refirió a la movilización que hoy se dará en el centro de la ciudad para protestar por las sumas fijas no remunerativas. El referente de los trabajadores jerárquicos se mostró crítico con el Ejecutivo y planteó que “la idea es mostrarle al gobierno que no hay tanta conformidad con lo que se acordó”.

Roberto Astete explicó a este diario que la movilización comenzará en el gremio y se movilizarán en autos hasta el Municipio. La intención es que se vayan sumando más vehículos durante el recorrido. No se busca una concentración de personas en calle Moreno, simplemente se tratará de una movilización pacífica en autos. “Es para manifestar nuestra disconformidad con el pago de sumas fijas no remunerativas. Yo no tengo una confirmación oficial respecto a qué se aceptó en la negociación paritaria, sí me dijeron hace unos días que era muy probable que se aceptara el adicional no remunerativo. Si bien no hablamos de salario en negro, porque es algo que lo ponen en el recibo de sueldo, no cumple con las obligaciones de ley”, graficó Astete respecto al aumento salarial para los empleados municipales.

En esta línea de análisis, el sindicalista remarcó la parte negativa de la negociación paritaria con el Ejecutivo Municipal: “esto es algo que no se acumula con los aumentos paritarios, por lo tanto, la pauta 2021 que están ofreciendo se aplica sobre la pauta 2019, la 2020 se perdió en términos de acumulación, porque la base del cálculo es la 2019. Es algo que no va a impactar sobre las horas extras o sobre el aguinaldo. También achaca la escala salarial, atenta contra la carrera del empleado, porque la proporcionalidad que hay entre categorías se rompe. Impacta contra las finanzas de la caja de jubilaciones y de la obra social. Más allá de que la provincia esté como esté, yo lo que planteo es que nosotros no podemos ser funcionales al desfinanciamiento de nuestra propia caja”.

Astete dijo también que, el arreglo hecho es negativo porque no va a impactar sobre el haber de aquellos que están a punto de jubilarse, además de que aquellos que ya están jubilados no van a recibir ningún aumento porque su movilidad está atada a los aumentos del personal activo. “De alguna manera, lo que hay es plata dulce. Pero es pan para hoy y hambre para mañana. Es algo que después vamos a tener que regularizar y blanquear. Nosotros lo que pretendemos con el reclamo de mañana es manifestarnos y que el Ejecutivo vea que no hay tanta unanimidad y conformidad, sino que hay gente que está disconforme con esto”, concluyó.

Comentar
- Publicidad -