Crece el malestar de trabajadores estatales y se suman advertencias sobre planes de lucha

Mientras se mantiene la deuda de salarios y medio aguinaldo para miles de trabajadores estatales, activos y jubilados, crece el reclamo de quienes expresan su desesperación por la situación que se torna insostenible, en muchos casos, debido a las deudas que se acumulan o al pago de intereses sobre créditos contraídos que no pueden cubrir.

Pero además de ello, la angustia se traslada a la necesidad diaria de alimentación, de medicamentos y hasta la atención médica, debido a que muchos profesionales han dejado de atender determinadas obras sociales, las que a su vez solo prometen reintegros que se demoran por varios días y que no alcanza a cubrir el ciento por ciento que tuvo que pagar el “beneficiario”.

Con cientos de situaciones muy particulares, graves para la subsistencia de numerosas familias, el malestar se hace más evidente y crecen las propuestas de concretar medidas de fuerza más contundentes que llegan a evaluar la toma de edificios públicos, encadenamientos en masa ante determinadas oficinas del Estado o, incluso, la posibilidad de bloquear la playa de tanques de YPF, lo que causaría una delicada situación en el abastecimiento de combustibles de la ciudad y en la región.

Esa posibilidad ya fue hecha pública desde el sector de jubilados, cada vez con más presencia callejera, como desde el gremio de trabajadores estatales quienes, durante la última movilización del día viernes, se sumaron a la advertencia a través de las declaraciones realizadas por Gerardo Coronado, secretario general de ATE Regional Comodoro.

A pesar de las movilizaciones, la cartelería expuesta en contra del gobierno provincial, en reclamo de los salarios adeudados o de quita de intereses por demora en los pagos, la situación no varía sustancialmente en una masa de trabajadores que en medio de las movilizaciones, expresa su bronca desesperadamente.

Comentar
- Publicidad -