Chubut: polémica por una nueva reforma a la Ley de Farmacias

Después de un análisis que llevó más de tres meses en comisión, este jueves la Legislatura de la provincia trató la reforma impulsada por el diputado del oficialismo Emiliano Mongilardi que buscaba retrotraer algunas reformas introducidas en la nueva Ley de Farmacias de la provincia, que había comenzado a regir en Chubut este año. Luego de aprobarse las tres modificaciones este jueves, desde el Colegio de Farmacéuticos expresaron su postura y rechazaron lo sancionado por la institución legislativa.

Según los impulsores de las modificaciones a la ley, el Superior Tribunal de Justicia de la provincia había considerado en su momento que algunos artículos de la Ley de Farmacias eran inconstitucionales y obligaban al cierre de muchos establecimientos, lo que podía significar un perjuicio para una gran cantidad de empleados. Este jueves, se introdujeron modificaciones en la legislación. La aprobación contó con los votos de los diputados de Chubut al Frente y de Juntos por el Cambio. Los legisladores del Frente de Todos votaron en contra, con el argumento de que hacía falta más tiempo para consensuar los cambios en la ley con los distintos actores.

En concreto, las modificaciones fueron tres. Se modificó el artículo 144, que obligaba a adecuarse a la ley en 180 días, con lo cual, todas las sociedades constituidas y titulares que no eran farmacéuticos debían cerrar. En la sesión de este jueves, el diputado Carlos Gómez explicó que esto último había motivado la presentación de un amparo por parte de una de las cadenas, que había visto afectados derechos adquiridos y la libertad comercial. El legislador reafirmó que se declararon anticonstitucionales los artículos 144 y 155. Según Gómez, esto hubiera provocado que en las principales ciudades se cayeran noventa empleados y diez profesionales de farmacias de una de las principales cadenas, y además peligraban 350 puestos de trabajo en farmacias sindicales.

Ahora, con esta nueva reforma, no necesariamente debe haber un farmacéutico dentro del local y la ley no será retroactiva. También se modificó la exigencia de que los botiquines de farmacia sean dirigidos por un farmacéutico, algo que era de imposible cumplimiento en muchas localidades y parajes del interior de la provincia.

Goic: “A la gente solo se la escucha cuando conviene”

Tatiana Goic, diputada del Frente de Todos, en comunicación con Radio Crónica se refirió a las modificaciones impuestas en la Ley de Farmacias y lamentó que ahora se haya priorizado “un modelo que responde a los intereses del mercado”. “Hicimos todo lo posible para que se pueda consensuar la ley con sus protagonistas. Lamentablemente no se dio, no pudimos representar a quienes teníamos que representar”, manifestó la diputada.

“La pelea se da entre un modelo sanitarista y un modelo que responde a los intereses del mercado. Hasta este miércoles, en Chubut teníamos una ley cuyo espíritu promovía la distribución estratégica de las farmacias mediante una distancia que tenía que existir entre los locales. Es decir que no se podía poner una farmacia al lado de otra, porque esto lo que producía era que el local más chico se viera en desigualdad de condiciones. Era muy probable que con el tiempo la farmacia chica comenzara a perder en cuanto a lo económico. Otra cuestión que marcaba la ley era el tema de la propiedad, una persona no podía ser dueña de todas las farmacias de una ciudad, uno podía tener hasta tres locales”, sostuvo en primer término la legisladora del Frente de Todos.

En esta línea de análisis, la diputada realizó una comparativa y planteó que, en Chile, un país en donde no hay regulación, como se pretendía implementar acá, existen tres cadenas de farmacias que acaparan el 98 por ciento del mercado. “Llegando a esta instancia, hablamos de un escenario totalmente diferente, por eso Chile tiene los medicamentos más caros de todo Latinoamérica. Los hermanos chilenos, antes venían a comprar medicamentos a Argentina, mientras que nosotros íbamos a comprar televisores. Nosotros pretendemos un modelo sanitarista, en el que el Estado regule y proteja la medicación como un bien social, no queremos que esto quede en manos del mercado. Este jueves, lamentablemente dimos un paso hacia atrás, los diputados desoyeron el pedido de todos los actores, porque en esto estábamos todos de acuerdo. Había acuerdo en que la ley debía seguir siendo trabajada”, señaló Goic.

“Yo entiendo que uno representa a la sociedad. Si fuese por mí, la ley no se modificaba. Hablando con la Cámara de Farmacias, con el Colegio de Farmacéuticos y el ministro de Salud, entendí que debíamos encontrar un punto medio, porque una ley tiene que ser algo perdurable. El ciento por ciento de las farmacias nos estaban pidiendo que no aprobáramos una legislación de esta naturaleza, menos en estos tiempos. Nos habían pedido que siguiéramos trabajando y solo modificáramos el artículo 144. Yo fui clara, a ver, tuve que escuchar los discursos por el proyecto anterior, que era Ficha Limpia, pero a nosotros no nos escucharon. Entonces, a la gente se la escucha cuando conviene, y cuando no, no se la escucha. Lamentablemente, ayer lo que pasó fue que se perdió la propiedad. Hoy cualquiera puede poner una farmacia, cualquiera puede comprar una y de repente tener una cadena. Hicimos todo lo posible para que se pueda consensuar la ley con sus protagonistas. Lamentablemente no se dio, no pudimos representar a quienes teníamos que representar”, concluyó la diputada del Frente de Todos.

Molina: “Con esto lo que hicieron fue destruir la propiedad”

Eduardo Molina, presidente del Colegio de Farmacéuticos de Chubut, se refirió en diálogo con Crónica a las modificaciones impuestas en la Ley de Farmacias y se mostró disconforme con lo sancionado este jueves en la Legislatura de la Provincia. Con tono crítico, Molina apuntó a los diputados de Chubut al Frente y Juntos por el Cambio y planteó que “esto va a traer mayor concentración. Esa mayor concentración va a determinar que haya menos farmacias de barrio”.

“Me parece que los legisladores lo que hicieron fue no dar cauce y actuaron directamente sobre la propiedad, lo que hicieron fue destruirla. Ahora cualquiera puede tener la cantidad de farmacias que quiera. Entonces, desde mi punto de vista, los diputados destrozaron la esencia de una ley que era eminentemente sanitarista para hacerla absolutamente comercial. Es volver treinta años atrás a lo que fue la desregulación de Cavallo, en donde cualquiera podía hacer lo que quisiera, cualquiera podía ser dueño”, sostuvo en primer término el presidente del Colegio de Farmacéuticos.

En esta línea de análisis, Molina señaló que, ahora, con las modificaciones impuestas, se libera la propiedad y eso traerá aparejado consecuencias, algo que en definitiva terminará impactando en el consumo de la gente. “Esto va a traer mayor concentración. Esa mayor concentración va a determinar que haya menos farmacias de barrio. Es algo que no lo vamos a ver en lo que queda del año, pero sí en un futuro no muy lejano. El mercado va a quedar oligopolizado, si es que cabe el término. Ahora, a Chubut pueden venir capitales de afuera, entonces, obviamente que muchos se van a fundir. Puede venir una cadena de farmacias o cualquier otro capital con intenciones de blanqueo, porque muchas veces a las empresas las usan para eso”.

Nada personal

“Alguna vez, en una entrevista, a mí me preguntaron si lo mío era una pelea personal. Yo soy un tipo al que le queda un año y medio para jubilarse, y no sé cuántos años más me quedan para trabajar. Trabajé treinta años por la regulación, lo hice de manera profesional con mis colegas. Esto no es algo personal, es una cuestión de convicciones, de plantear qué es lo que queremos de acá en adelante. Creo que la posibilidad de pedir el veto a estos artículos sería lo más adecuado como para poder negociar. La diputada Tatiana Goic estaba informada en el tema y realmente se había interesado en esta cuestión. Lamentablemente pasó esto”, concluyó el presidente del Colegio de Farmacéuticos.

Comentar
- Publicidad -