Masiva marcha contra la violencia machista en Puerto Deseado

Puerto Deseado, (C).- Cientos de mujeres, y algunos hombres marcharon ayer por la tarde por las calles de la ciudad portuaria para pedir que se aceleren los procesos judiciales contra los imputados por violencia de género y en especial para manifestar su apoyo a la vecina que fue amenazada de muerte por su expareja, que pese a tener una medida restricción vigente ingresó a su domicilio para robarle el celular.

La concentración se inició frente al Juzgado de Instrucción Nº1, en donde las organizadoras de la marcha señalaron que desde años las mujeres de la localidad vienen denunciando impunidad para los casos de violencia de género.

Recalcaron que las denunciantes sufren revictimización; son perseguidas y castigadas y las causas no avanzan. También se quejaron de la extensa feria judicial que por la aparición de dos casos de covid tiene paralizada la justicia local, situación que claramente favorece la impunidad de los agresores.

“La impunidad judicial se replica en cárceles, hogares y habitaciones. Apoyamos el reclamo de las mujeres de Puerto Deseado. Merecemos ser libres, vivir tranquilas y salir a la calle sin miedo. No queremos parar. Vamos a luchar para que se haga justicia. Exigimos que se investigue al sistema judicial que garantiza la impunidad de nuestros agresores. Vivas nos queremos”, expresó una de las mujeres en su discurso.

Te puede interesar
En Puerto Deseado una familia se salvó de milagro tras incendiarse su casa

Luego tras el reclamo en el juzgado, la caravana partió hacia la plaza del Vagón donde se sumaron más vecinos con pancartas para manifestar su repudio contra los agresores.

Hay mucha violencia en Puerto deseado

Casi al final de manifestación, la jefa de Políticas de Género del Municipio, María Iribarren, pintó un panorama desolador sobre la cantidad de denuncias por violencia de género en la localidad. La funcionaria explicó que todas las madrugadas hay mujeres que llaman para denunciar que son violentadas por sus parejas. “Llaman y las acompañamos al hospital, siempre bajan la mirada como pidiendo disculpas, nosotros les decimos que estamos para ayudarlas y acompañarlas, por eso pido empatía con las mujeres, acompañémoslas, no las dejemos solas; hay mucha violencia en Puerto Deseado”, cerró por último.

Comentar
- Publicidad -