Menna pidió que Nación tenga un plazo de dos años para relocalizar sedes centrales en las provincias

Lo hizo a través de una propuesta de modificación del proyecto de ley presentado por el Ejecutivo para establecer las capitales alternas. La solicitud del diputado nacional chubutense tuvo dictamen de minoría en la reunión que este martes hizo la Comisión de Asuntos Constitucionales de la Cámara de Diputados.

El diputado nacional Gustavo Menna (UCR-Juntos por el Cambio) solicitó el lunes que en el proyecto de ley elaborado por el Poder Ejecutivo Nacional para establecer las capitales alternas de la Argentina se incluya el plazo concreto de dos años para relocalizar organismos y entidades en las provincias.

Menna presentó la modificación este martes, en la reunión de la Comisión de Asuntos Constitucionales de la Cámara de Diputados de la Nación y de la que el legislador chubutense es vicepresidente. La propuesta obtuvo un dictamen de minoría, con la posibilidad de que se habilite su tratamiento en sesión.

En el proyecto original, se indica que los titulares de los organismos a relocalizar, junto con las autoridades de las provincias y los municipios, deben realizar una “propuesta integral, con plazos tentativos de ejecución”, para elevar a la Jefatura de Gabinete de Ministros y someterla luego a la aprobación del Poder Ejecutivo Nacional.

En tanto, Menna propuso que esa relocalización tenga un plazo concreto: “En el plazo de dos años contados desde la publicación de esta ley en el Boletín Oficial, el Poder Ejecutivo Nacional (PEN) deberá concretar la efectiva relocalización de las sedes resultantes de lo dispuesto por esta ley”.

“Si la relocalización de organismos y entes es sincera y existe la voluntad de llevarla a cabo como forma de darle un contenido palpable a la definición de capitales alternas, pues entonces pongámosle un plazo al PEN para que lo lleve a cabo”, indicó.

“De esa forma -continuó- vamos a estar asumiendo un compromiso concreto y generando una herramienta efectiva para una descentralización administrativa pero también en lo que constituye el significado político del proceso de toma de decisiones”.

Te puede interesar
El Senado le dio dictamen en comisión al proyecto que declara al 25 de septiembre Día Nacional de la Ballena Franca Austral

Capital del petróleo

El diputado chubutense argumentó la propuesta con la importancia que tendría para Chubut que la sede central de YPF se emplace en Comodoro Rivadavia, Capital Nacional del Petróleo por Ley 27.277 del año 2016, y donde se descubrió el mineral, el 13 de diciembre de 1907, en el marco de un trabajo de un equipo de la División de Minas, Geología e Hidrología del Ministerio de Agricultura de la Nación conducido por José Fuchs.

“Sin embargo, pese a la enorme riqueza aportada al país desde entonces, las decisiones de política petrolera se tomaron siempre en Buenos Aires, la sede de la compañía estatal está en Puerto Madero y, mientras tanto, chubutenses y santacruceños nos tenemos que conformar con disputarnos la sede de la administración regional sur entre Comodoro y Las Heras”, dijo Menna en este sentido.

Y agregó que “mientras tanto no tenemos mayor incidencia en la cadena de valor ya que, con alguna excepción en los comienzos, nunca hemos tenido una destilería en la Cuenca del Golfo San Jorge pese a ser el lugar que vio nacer la explotación de este recurso estratégico”.

En este contexto, al fundamentar la modificación, Menna hizo un repaso del centralismo en la historia argentina y de los intentos, en su mayoría vanos, por desarrollar un país federal, entre los cuales destacó al expresidente Raúl Alfonsín, durante cuya presidencia, en 1987, “este Congreso, en ejercicio de las atribuciones que le confiere el artículo 3 de la Constitución, aprobó la ley 23.512 que determinó que la nueva capital federal estaría ubicada en tres núcleos urbanos distintos de Buenos Aires: Viedma y Guardia Mitre en la Provincia de Río Negro y Carmen de Patagones en la Provincia de Buenos Aires, para lo cual las dos provincias aprobaron sus respectivas leyes de cesión de los territorios respectivos”, reseñó en relación con la iniciativa que finalmente no prosperó.

Te puede interesar
El Senado le dio dictamen en comisión al proyecto que declara al 25 de septiembre Día Nacional de la Ballena Franca Austral

Coparticipación

El legislador puso como ejemplo de la materia pendiente en cuanto al federalismo a la coparticipación federal de impuestos, para lo cual la reforma constitucional de 1994 estableció en su artículo 75 inciso 2° que, entre otras cosas, habla de “darle prioridad a un grado equivalente de desarrollo, calidad de vida e igualdad de oportunidades en todo el territorio nacional”.

Sin embargo, agregó, “sabemos que eso no es así”, y puso como ejemplo a Chubut donde, marcó ante los integrantes de la Comisión de Asuntos Constitucionales, “como consecuencia de la incapacidad del Gobierno Provincial en pagar los sueldos en término a sus agentes, los chicos no tienen clases en forma regular hace dos años”.

“¿Es culpa del régimen de coparticipación?”, se preguntó. “No totalmente: es culpa de un mal Gobierno Provincial, pero al mismo tiempo la inacción federal para auxiliar a esos miles de chicos viene a demostrar que no se cumple la pauta de solidaridad que ordena la Constitución”, agregó, y marcó que “ni siquiera se cumple con el mandato constitucional del artículo 75 inciso 9 que dispone que este Congreso debe disponer ‘subsidios’ a favor de aquellas provincias cuyas rentas no alcancen a cubrir sus gastos ordinarios”.

Pero, agregó, “por el contrario, se aprueban presupuestos como el de hace dos semanas, con ayudas extra coparticipación solo para algunas provincias sin observar esos criterios objetivos, ya que se deja afuera del mismo beneficio a provincias con menor coeficiente de coparticipación secundaria y mayores urgencias”, y aclaró que “no se trata de ir contra ninguna provincia, sino de pensar en el conjunto como un todo integrado”.

En este contexto, Menna instó a “mejorar la idea descentralizadora de la ley y aprobar algo concreto: la efectiva relocalización de entes y organismos nacionales en cada una de nuestras provincias”.

“Ahora que hemos descubierto las posibilidades de comunicación y encuentro sin desplazamiento que nos da la virtualidad, hagamos que Dios no atienda solo en Buenos Aires”, finalizó.

Comentar
- Publicidad -