La incertidumbre en su máxima expresión

Foto ilustrativa.

En las últimas horas se conoció la versión de un traslado de fechas, respecto a la continuidad del Torneo Regional Federal. Se había planificado el regreso para el 29 de noviembre, pero aunque no hay una resolución oficial desde el Consejo Federal, el Portal Ascenso del Interior, vocero del ente futbolístico, difundió la novedad de la postergación de fechas para enero del 2021.

En estos tiempos que se reclama fortaleza mental y portento anímico para poder sobrellevar momentos muy complicados en todo el mundo, cada decisión que modifica expectativas representa mucho. Aún más, si se trata de una determinación que atenta contra los intereses de quienes han puesto mucha energía en un determinado objetivo.

La introducción obedece a que en la noche del lunes se difundió una novedad que puede convertirse en oficial en las próximas horas y que enuncia un nuevo traslado de fechas respecto a la continuidad del Torneo Regional Federal.

Es cierto que la previsibilidad en estos tiempos resulta algo muy complejo. El virus que afecta a la humanidad reclama decisiones cambiantes y en varias ocasiones muy en contra de los deseos de una gran mayoría.

En ese ámbito, el deporte en general y el fútbol en particular, también es castigado con vehemencia. Aún así, aunque pareciera que los impactos suenan fuerte en la actividad profesional, resaltan con fiereza en las categorías surgentes del fútbol argentino, aquellas a las que les cuesta aún más “parar la olla” competitiva.

Cuando la maldita pandemia afectó en forma directa a los argentinos, allá por marzo de este 2020, todo el fútbol quedó inmóvil. Se suspendieron competencias iniciadas y la paralización le dio lugar a conjeturas para el regreso.

En el caso que nos ocupa, el Torneo Regional Federal, la primera fecha potencial de retorno se ubicó en el comienzo de septiembre, pero la realidad sanitaria no estaba en condiciones de darle lugar a esa presunción.

Te puede interesar
Jorge Newbery viaja a Puerto Madryn

Luego, con un poco más de aire, la opción continuada se instaló en los últimos días de noviembre, casi como una fecha inamovible. Entonces, cuando en el comienzo de este mes de noviembre se hizo una apertura para los entrenamientos, los clubes comodorenses, tomaron aire y le dieron impulso a lo que representaba una decisión con mucha carga de premura.

Se empezaron a activar las gestiones para completar planteles y realizar los movimientos de logísticas que permitan el retorno de futbolistas diseminados en diferentes partes del país.

Esa carga de expectativa se potenció en el inicio de esta semana y todos estaban esperando que se confirme el formato de torneo para empezar a diagramar todo lo organizativo.

En ese trance se estaba caminando cuando apareció esta versión casi confirmada que todo se trasladará a enero. Así, apenas la enunciación de un mes, sin fechas precisas.

Lo conocido actuó como un golpe firme en la expectativa que se había generado en los tres clubes. El daño económico también es visible, porque se realizaron inversiones de acuerdo a la fecha anunciada o incluso con una o dos semanas más de postergación, pero de allí a un mes y medio o dos meses, asemeja a demasiado.

Los respectivos planteles, en la jornada de ayer, continuaron con la preparación, pero obvio, con otro estado anímico.

La opinión de los entrenadores

“Me causó sorpresa. Mala sorpresa. Porque se aceleró tanto para tratar de llegar al 29 de noviembre y ahora pasa esto. La sorpresa inicial fue que de un día para el otro se fije el 29 como día de retorno. Se aceleró todo, se hicieron un montón de cosas para llegar más o menos ordenado, siempre dentro de un marco que no es el ideal. Ahora resulta que mencionan enero y sin que se fije una fecha precisa. Se tendrá que hacer una re-evaluación de todo, desde lo deportivo y también desde lo administrativo para ver de qué manera seguir. Igual, esperaremos la confirmación oficial del Consejo Federal”. (Nicolás Segura, técnico de la C.A.I.).

Te puede interesar
Jorge Newbery volvió a la cancha en Madryn

“Y, no resulta una noticia positiva. Termina siendo un golpe bajo, porque creo que todos nos estábamos armando de la mejor manera posible para el 29 de noviembre, haciendo una inversión de tiempo y económica. Ahora todo se complica en varios aspectos. Creo que el Consejo Federal no tiene en consideración los esfuerzos que los clubes están haciendo para sostenerse. Los clubes que aprobamos seguir lo hicimos con una aspiración concreta de competir de la mejor manera. Esta postergación les hace muy mal a los clubes”. (César Villarroel, técnico de Huracán).

“Fue una sensación rara porque nosotros ya habíamos armado una planificación en base a esa fecha. De golpe, ese esfuerzo que se hizo para optimizar esa planificación, queda obsoleta, totalmente nula. Tenderemos que volver a armar otra manera de trabajar, hasta incluso establecer una pretemporada larga, si la fecha es enero. Pero bueno, habrá que adaptarse. La incertidumbre es general en todas las categorías, arrancando desde la Primera Nacional para abajo. Todavía no se sabe absolutamente nada de formatos de juego. Tendremos que seguir aguardando definiciones”. (Javier Guerreiro, técnico de Jorge Newbery).

Comentar
- Publicidad -