Día de la Tradición con marcada pérdida de la identidad gauchesca argentina

Con la pérdida del “barrio gaucho”, al menos en lo que hace a las celebraciones de tradiciones argentinas, el Día de la Tradición va cayendo en el olvido y cada vez son menos los recordatorios del porqué de la fecha o sus encuentros de a caballo para recordar las antiguas historia de la gente de campo, las que marcaron una pertenencia nacional.

El 10 de noviembre se conmemora el Día de la Tradición, fecha que celebra las costumbres y la historia del pueblo argentino las que, al menos en Comodoro Rivadavia y con representación nacional, ha mantenido vivo Carlos Oliva, uno de los gauchos locales que no han dejado caer en el olvido ni el recordatorio ni la representación del gaucho en los más diversos eventos rurales del país.

Siempre presente en los diferentes encuentros gauchescos de la provincia y la región, o como referente sureño en las tradicionales exposiciones de la Rural en Palermo, ha sido uno de los hombres que hasta reivindicó la permanencia gaucha urbana con la organización de una nutrida presencia “de a caballo” por el centro de la ciudad, acompañado por el “Vasco” Salaberry, otro de los referentes locales de la vida campera.

Si bien la celebración es oficial en Argentina desde 1939, cuando el Congreso aprobó la ley a pedido de la Agrupación Bases, que reivindicaba la idea del poeta Francisco Timpone de tener una fecha que conmemore las tradiciones gauchas, finalmente la celebración se fijó el 10 de noviembre ya que ese día nació José Hernández, autor del emblemático Martín Fierro que relata en forma de verso las tradiciones de los gauchos y la sociedad de aquellos tiempos.

En otras épocas y cuando llegaba la fecha, a lo largo de todo el país se realizan festivales en los que se celebraba la identidad argentina. Solían haber jineteadas, comidas típicas, músicos y desfiles de todo tipo, en los que se mostraba, compartiendo con el vecino de ciudad, las distintas tradiciones y costumbres que fueron dando forma al ser argentino, situación que ha cambiado y que, lamentablemente, ha ido cayendo en el olvido.

Comentar
- Publicidad -