El efecto coronavirus provocó una fuerte caída de los desembarques en Puerto Deseado

La ciudad portuaria se vio seriamente afectada por el Covid-19, y pese a que los casos de contagios no fueron muchos en comparación con otros puertos, la falta de infraestructura, y un protocolo excesivo por parte del COE local donde entraron a tallar funcionarios que no conocían la actividad, conspiraron para que las descargas globales sufrieran un 33% menos respecto a 2019.
Puerto Deseado, (C).-Según el informe de Gestión de Pesquerías de la Subsecretaría de Pesca de la Nación, hasta el 4 de noviembre del año en curso descargaron por Puerto Deseado 45.027 toneladas de distintas especies, contra 67.091 t. descargadas durante 2019, demostrando una clara tendencia negativa, también respecto a 2018 que se descargaron 75.759 t. en la misma fecha.

Si bien la tendencia a la baja en los desembarques se repite en otros puertos, no de una manera tan dramática como en Puerto Deseado. En el caso de Puerto Madryn, los desembarques globales sufrieron apenas un 3% respecto a 2019, año en que se descargaron 118.527 toneladas contra 115.335 descargadas en 2020.

Langostino

Al analizar los desembarques de langostino por el puerto deseadense hasta el 4 de noviembre se descargaron 9.470 toneladas contra 24.220 t. descargadas en 2019, lo que representa una caída del 61% respecto al año anterior.

Te puede interesar
En Puerto Deseado una familia se salvó de milagro tras incendiarse su casa

En tanto los desembarques de langostino por Puerto Madryn sumaron un total de 57.027 toneladas contra 72.141 t que se descargaron en 2019, configurando una caída del 21%.

En Mar del Plata, los desembarques de langostino también aventajaron a Deseado, aunque por algunas pocas toneladas. Según la estadística oficial de la Subsecretaría de Pesca, los desembarques de langostino de la temporada 2020 ascienden a 9.822 toneladas contra 10.574 t. desembarcadas en la temporada 2019, contabilizando una baja del 16%.

Merluza

La merluza hubbsi también dejó desamparado al puerto local, ya que de 3.968 toneladas que se descargaron al 4/11 de 2019, este año solo llegaron a 913. Al parecer los Api de Iberconsa pasaron de largo, y eso que la zona de pesca está más cerca de Deseado que de Madryn.

Calamar

La excelente temporada de calamar registrada este año amortiguó el golpe salvando varios jornales de los trabajadores portuarios; pero tuvo una reducción del 10% respecto a 2019, ya que este año por el puerto local se descargaron 33.206 toneladas contra las 37.023 t. descargadas en la temporada 2019.

Otras especies

En resumen, Puerto Deseado no tuvo su mejor año; los desembarques de merluza negra y centolla también acumularon números negativos dejando en rojo todos los casilleros del cuadro comparativo de las especies.

Te puede interesar
No aguantó las cuarentenas después de cada marea y terminó internado por un brote psicótico

“Mucho protocolo, pero los contagios aparecieron igual”

“Pensar que la lejanía del recurso langostino fue la responsable total de la caída de los desembarques es consuelo de tontos”, señaló a un armador con buques en Puerto Deseado.

Y agregó: “En Deseado todo es extremo, no había lugar para que la gente hiciera la cuarentena; el aislamiento de los tripulantes tenía que ser sí o sí de 15 días, aunque vinieran de otra cuarentena, pero no alcanzó y los contagios aparecieron igual”, reconoció el armador.

Y sumó: “También al principio tuvimos conflictos gremiales, cortes de ruta, cortes en la costanera, conflictos con los estibadores, el puerto cerrado por tres días, y las empresas al ver ese panorama se van a descargar a Madryn, no hay mucho que analizar”, dijo categórico.

Comentar
- Publicidad -