Fue a visitar a su expareja y recibió una golpiza

Se iban “de parranda” con bebidas alcohólicas, apareció la policía y les “aguó la fiesta”

Eran las 4.30 de la madrugada cuando efectivos policiales acudieron al sector 7, más precisamente al edificio 80 del barrio 30 de Octubre, alertados telefónicamente por un altercado de índole familiar.

Afuera del monoblock se encontraron con un joven con los labios hinchados por golpes, de caminar zigzagueante y hasta perdiendo el equilibrio; cuando se le acercaron para identificarlo, notaron que emanaba un fuerte aliento etílico y balbuceaba al hablar.

Según informarían luego desde la Comisaría Quinta, el individuo en cuestión fue identificado como Gabriel Oscar Riquelme, con domicilio en el mismo sector pero en un departamento del edificio 72. Mientras identificaban al sujeto aparece una joven mujer llamada Cinthia Johana A. quien manifestó que Riquelme era su expareja y que se había aparecido a su domicilio en estado de ebriedad y que mantuvieron un “forcejeo” que incluyó algunos golpes.

Le aconsejaron que hiciera la respectiva denuncia en la comisaría de la mujer, pero la mujer se opuso, aunque pidió que a su ex lo dejaran ir a su domicilio. En consecuencia ya que no había justificativos de su circulación por el lugar, Gabriel Riquelme fue trasladado a la dependencia policial situada en las avenidas Lisandro de la Torre y Patricios del barrio Isidro Quiroga, en calidad de demorado por infracción al Artículo 205 del Código Penal Argentino (Infracción a los DNU nacionales y provinciales vigentes).

Se puso en conocimiento de la dra. Ávila, Fiscal Federal, quien dispuso que se lo notifique de la imputación y se le otorgue la libertad, esto con pleno conocimiento del secretario del Juzgado Federal.

Comentar
- Publicidad -