Elogiable trabajo de limpieza sobre la plaza Hernán Soto en el Máximo Abásolo

Aprovechando la buena jornada de ayer, se reunieron -respetando las medidas de precaución- vecinos del barrio Máximo Abásolo para realizar una intervención solidaria y amigable con el medio ambiente, “para volver a recuperar un espacio que era de nuestros chicos pero con esto del coronavirus, del temor a salir y de los escasas tareas de mantenimiento, el pasto en pleno crecimiento y la basura volada, prácticamente nos hizo desaparecer la plaza Hernán Soto”.

Por ello es que se unieron algunos vecinos, entre ellos niños, jóvenes y adultos, con el fin de realizar una limpieza del sector para poder volver a disfrutar de un espacio público que lamentablemente hasta ha perdido las hamacas que tenía para divertimento de los más chicos, pero al menos se pueda “disfrutar de un paseo, de una caminata corta que es lo único que podemos hacer todavía”, señalan los vecinos.

Lo único que ha quedado luego de la inauguración de la plaza Hernán Soto es una buena iluminación en el sector pero, el entorno y todo el predio del espacio público, realmente acusa el abandono de limpieza y mantenimiento de los sectores que deberían realizar esa tarea en favor de ofrecer una alternativa de esparcimiento a la populosa barriada del sector oeste de la ciudad.

Lejos de quejarse, el grupo de vecinos que decidió iniciar la limpieza del sector señalaron que solicitaron a Urbana “al menos una batea y bolsas de residuos grandes porque intentamos comprarlas pero están carísimas, así que estamos utilizando bolsas chicas de las que utilizamos en casa. Ojalá la empresa nos acerque algo para que, entre todos, podamos mejorar nuestro espacio recreativo”.

Comentar
- Publicidad -