Menos en Rawson, la provincia abandona el aislamiento social

Luego de los anuncios presidenciales del viernes, se habían planteado dudas respecto a la etapa preventiva de coronavirus que estará vigente en Chubut y particularmente en el conglomerado Comodoro Rivadavia-Rada Tilly a partir del lunes 9, aunque durante la jornada de ayer se clarificó el panorama a través del decreto 875 publicado en el Boletín Oficial.

De acuerdo a la normativa oficial, teniendo en cuenta las diferentes realidades del país en cuanto a la cantidad de contagios y de víctimas mortales por Covid-19 y tras las realidades que cada gobernador acercó a la Presidencia de la Nación en los últimos días, el gobierno nacional decidió fijar diferentes zonas del país con Aislamiento Social Preventivo y Obligatorio (ASPO) o con Distanciamiento Social Preventivo y Obligatorio (DISPO) de acuerdo a sus situaciones sanitarias.

Para el caso chubutense y salvo la ciudad capital, Rawson, todo el resto de la provincia, incluido el conglomerado Comodoro-Rada Tilly y Madryn, los sectores que pudieron aplanar la curva de contagios luego de una delicada situación que puso en peligro la asistencia médica, entrará en el Distanciamiento Obligatorio a partir de mañana, lunes 9, y hasta el domingo 29 de noviembre. Sin embargo, habrá que esperar el nuevo decreto provincial para poder circular sin restricción de DNI (en el caso que así lo especifique la nueva norma luego del 10 de noviembre).

La etapa se logra luego de lo anunciado por el ministro de Salud provincial, Fabián Puratich, quien había adelantado la posibilidad de volver a esta nueva etapa en las dos de las zonas más castigadas por el coronavirus durante los primeros días de octubre, gracias a la disminución de indicadores negativos como una notable baja de contagios y fallecimientos, como una significativa desocupación de camas en terapia intensiva.

Te puede interesar
Coronavirus: Anthony Fauci opinó sobre la efectividad de las vacunas

De esta manera y salvo la localidad de Rawson, la que desde mañana ingresa a la fase de Aislamiento Social Preventivo y Obligatorio por un agravamiento localizado de situación, el resto de la provincia del Chubut vuelve a retomar una fase que se acerca a la “nueva realidad”, más cercana a la existente en marzo de este año aunque, se reiteró desde todos los ámbitos, debe extremarse las medidas preventivas tendientes a evitar el contagio entre personas.

Hacia la recuperación del mayor grado de normalidad posible

Atendiendo las diferentes realidades que se viven en el país, de acuerdo a los niveles de contagio de Covid-19, se destacó que “en virtud de que la situación epidemiológica no es homogénea dentro del territorio nacional, la modalidad de administración de la pandemia debe contemplar el diferente impacto en la dinámica de transmisión del virus y la diversidad geográfica, socioeconómica y demográfica de cada jurisdicción del país.

Frente a la evidencia de que actualmente conviven dos realidades, se ha dispuesto establecer un nuevo marco normativo que permita abordar de forma adecuada la pandemia en aquellas zonas en las que no se observa transmisión comunitaria del virus.

El objetivo del Distanciamiento Social, Preventivo y Obligatorio será la recuperación del mayor grado de normalidad posible en cuanto al funcionamiento económico y social, pero con todos los cuidados y resguardos necesarios, y sosteniendo un constante monitoreo de la evolución epidemiológica para garantizar un control efectivo de la situación”.

Te puede interesar
El Paso, Texas, arrasada por el coronavirus

Qué se puede hacer y qué no

Si bien la normalidad lograda permitirá nuevas acciones, la posibilidad de un rebrote impone pautas que, además del reclamo de “responsabilidad social”, estarán limitadas de la siguiente manera: “Solo podrán realizarse actividades económicas, industriales, comerciales o de servicios, en tanto posean un protocolo de funcionamiento aprobado por la autoridad sanitaria provincial, que contemple la totalidad de las recomendaciones e instrucciones de la autoridad sanitaria nacional y restrinja el uso de las superficies cerradas hasta un máximo del 50% de su capacidad.

Las autoridades provinciales, en atención a las condiciones epidemiológicas y a la evaluación de riesgo en los distintos departamentos o partidos de la jurisdicción a su cargo, podrán reglamentar días y horas para la realización de determinadas actividades y establecer requisitos adicionales para su realización, con la finalidad de prevenir la circulación del virus.

Queda prohibido, en todos los ámbitos de trabajo, la reunión de personas para momentos de descanso, esparcimiento, comidas, o cualquier otro tipo de actividad, que se realice en espacios cerrados sin el estricto cumplimiento de la distancia social de dos metros entre los concurrentes y sin ventilación adecuada del ambiente. La parte empleadora deberá adecuar los turnos de descanso, los espacios y los controles necesarios para dar cumplimiento a lo establecido”.

Comentar
- Publicidad -