Guzmán habló de dólar, salario y recuperación económica

"En los últimos once días la situación ha mejorado en el frente cambiario", dijo Martín Guzmán..

“En los últimos once días la situación ha mejorado en el frente cambiario, se ha reducido fuertemente la brecha, que era un tema que nos ocupaba”, destacó el ministro de Economía.

El ministro de Economía, Martín Guzmán, dijo que se trabaja en seguir reduciendo la brecha en el mercado cambiario y construir “un puente de estabilidad”, al tiempo que se elabora un “programa de estabilización macroeconómica plurianual” que se enviará al Congreso de la Nación.
“Ahora estamos construyendo una especie de puente de estabilidad de alrededor de 60 a 90 días, mientras se trabaja en lo que es un programa de estabilización macroeconómica plurianual que se va a enviar al Congreso de la Nación”, dijo Guzmán en diálogo con la radio AM 750 este jueves.
Explicó que en ese programa “se define cómo se van a poner en orden las cuentas de la economía; la parte externa, la acumulación de reservas, la parte fiscal, al mismo tiempo que la economía se va recuperando”.
El Ministro señaló que “en cuanto a las presiones devaluatorias, hoy contamos con los instrumentos para continuar con la política cambiaria que nosotros consideramos sana para la Argentina, que es que el dólar vaya de la mano con la inflación en lo que es el tipo de cambio oficial”.
“En los últimos once días la situación ha mejorado en el frente cambiario, se ha reducido fuertemente la brecha, que era un tema que nos ocupaba”, destacó.
En el mediodía del jueves, el dólar se mantenía en $ 78,25 para la compra y a $ 84,25 para la venta en la pizarra del Banco Nación, mientras que el Contado con Liquidación (CCL) subía 1,4% y se ubicaba en $ 147,49.

Por su parte, el dólar MEP o Bolsa aumentaba 1,6% y se comercializaba a $ 142,05.

En tanto, el riesgo país argentino se mantenía en 1.431 puntos básicos, según el índice que elabora el JP Morgan.

Consultado sobre el nivel de reservas del Banco Central, Guzmán explicó: “Hoy tenemos una situación en la que hay superávit comercial robusto; este año va a andar en los 12.000 millones de dólares, no tenemos pagos de deuda externa porque se reestructuró y se despejó muy fuertemente el horizonte financiero en los próximos cinco años”.

“Además hay controles de capital, que en este contexto de ansiedad económica están ahí para contener las presiones devaluatorias, y además hay reservas, entonces esa es la realidad”, afirmó.

Por otra parte, afirmó que para el 2020 “el déficit primario, la diferencia entre los ingresos tributarios y los gastos, va a ser menor que el 7% para este año”.

Consultado sobre el nivel de reservas del Banco Central, Guzmán explicó: “Hoy tenemos una situación en la que hay superávit comercial robusto”.
Actividad económica
En cuanto a la actividad económica, sostuvo que “hay ciertos vaivenes, hoy observamos una dinámica de recuperación tenue con heterogeneidades, los sectores que requieren de más cercanía social para la actividad son los que caen y los que no requieren eso ya están creciendo, pero sí vemos señales positivas de recuperación”.
“El lunes informamos la recaudación impositiva, segundo mes consecutivo que la recaudación crece por encima de la inflación, esto tiene que ver con que la economía está empezando a recuperarse”, agregó.
En este contexto, confió en que “el salario tiene que mejorar, y esto es parte de lo que se proyecta para el año próximo y es parte de lo que se ha incluido en la ley de Presupuesto 2021”.
“El poder adquisitivo del salario es vital para traccionar a la economía en una situación en la cual hay muchos recursos productivos que no están siendo utilizados en este contexto de recesión”, aseguró.
Acerca de la llegada de una vacuna contra el coronavirus, dijo que “la vacuna sería un golpe fuerte de certidumbre, de confianza en el mundo y a la Argentina la beneficiaría mucho”, al tiempo que sostuvo que “aún sin vacuna están dadas las condiciones para que transitemos la senda de la recuperación”.
Se refirió además a los encuentros que mantuvo con sectores empresarios, y sostuvo que “es valioso que haya diálogo con todos los sectores empresariales de Argentina así como trabajadores y trabajadoras”, pero remarcó que “la conducción la tenemos nosotros; los empresarios tienen que tener la responsabilidad de aceptar que quien gobierna somos nosotros”.
“En cada diálogo que se tiene con sectores de la actividad privada hay que marcar el punto de partida; el déficit hay que bajarlo, los ingresos fiscales no pueden disminuir, trabajemos para mejorar la producción desde esa base”, señaló.
También destacó el diálogo con el agro sobre la ley de incentivo: “Está resultando una tarea de mucho valor para todas las partes, es parte de lo que se agrega en el diálogo, se genera conocimiento, hay aprendizaje; los equipos técnicos vienen trabajando todos los días”.
Sobre el impuesto a las grandes fortunas, analizó: “Estamos viviendo una situación que no tiene precedentes, en la que tuvimos que aumentar fuertemente el gasto y cayó fuertemente la recaudación por la pandemia, porque cayó la actividad”.
Consideró que “en esta situación hay que poner el esfuerzo en quienes más pueden hacerlo; lo que se ha planteado es un aporte de una vez, en una situación que es extraordinaria y realmente dura”.
“Tenemos con qué poner a la Argentina de pie, poner a la Argentina en la senda de la recuperación, de la generación de trabajo, de un país que agrega cada vez más valor”, concluyó.
Comentar
- Publicidad -