Le pegó a un amigo con un caño y atacó a su pareja a patadas

Un grave hecho tuvo lugar la madrugada de ayer cuando cerca de las 2 de la madrugada personal del Centro de Monitoreo recibió un llamado solicitando presencia policial en un domicilio ubicado en calle La Razón al 700 del barrio Pueyrredón, ante el presunto ingreso de un sujeto a una vivienda.

Sin embargo, al llegar efectivos de Seccional Tercera de Policía, la situación era totalmente distinta pues en el exterior se encontraba un hombre con lesiones visibles en el rostro y cabeza, contando con manchas hemáticas en el cuerpo y prendas de vestir, quien les solicitó a los uniformados que ingresen a la vivienda diciendo “entren, le está pegando”, así como una vecina también requería la intervención.

Desde el exterior, se escuchaban los gritos de una mujer pidiendo ayuda y de un menor de edad y al acercarse divisaron en la zona del patio que un hombre estaba arrastrando del cabello a la misma y le propinaba patadas en la cabeza y en el cuerpo.

Pese a que los empleados policiales indicaron al sujeto que detuviera su accionar, el mismo continuó con la agresión, motivo por el cual tuvieron que actuar raudamente y con cautela, entonces rompieron el portón para poder ingresar al domicilio; así fueron recibidos por el agresor quien con un caño metálico de unos 27 centímetros intentó agredir a los uniformados, pero por fortuna pudieron reducirlo siendo trasladado de manera inmediata a la dependencia policial, siendo identificado como A.E.V. de 28 años de edad, quien quedó a la espera de la audiencia de control de detención por los delitos de lesiones y violencia familiar.

Te puede interesar
La policía detuvo a un hombre que perseguía a su expareja cuando se dirigía a la iglesia

En tanto, la víctima de 27 años de edad quien estaba con el hijo de ambos de 4 años, quien presenció todo el hecho, manifestó que “estábamos tomando algo y no sé qué pasó, se enojó. Le pegó a nuestro amigo y después a mí”, siendo revisada por personal sanitario del Servicio de Emergencias Médicas 107, quienes constataron que las lesiones no revestían gravedad, mientras que en el caso del otro hombre tuvieron que hacerle una sutura.

El terrible hecho podría haber terminado en tragedia dada la violencia con la que el sujeto cometió el hecho, pero la rápida intervención de los efectivos hizo que pudieran evitarlo quedando ahora el caso en manos de la Justicia.

Comentar
- Publicidad -