“La pasamos mal y se inventaron muchas mentiras”

Alejandro Mellado, II dan de Kick Boxing, contó detalles de lo que sufrió toda su familia tras la aparición de un contagio hace un tiempo en las instalaciones de su gimnasio, donde debió sufrir actos discriminatorios y mentiras de trabajadores de empresas que lo mencionaban como que entrenaban en sus filas para no presentarse a trabajar, cuando en realidad nunca habían pisado el gimnasio.

También se refirió a los comentarios maliciosos que se dijeron, como que su gimnasio no estaba habilitado para funcionar. Hoy, el Team Mellado vuelve a estar en funcionamiento, pero consciente de que si se tiene que volver a parar las actividades, no le quedará otra opción que cerrar el único medio de sustento que tiene su familia.

La escuela del Team Mellado es una de las mejores de kick boxing de nuestra ciudad, caracterizada por tener disciplina, respeto y buenos peleadores, un grupo que se lleva bien con todos y siempre ligado a las actividades de la K. Box Latina. “Nosotros tenemos un registro de la gente que viene al gimnasio. Apenas saltó esto del contagio, decidimos cerrar e informar lo que había ocurrido.

Me mamá estuvo jodida, me abuela estuvo en terapia y todos terminamos aislados casi un mes. No teníamos quien nos vaya a comprar comida, por suerte entre mis hermanos y la familia de mi señora tuvimos ayuda. Parecíamos delincuentes que teníamos que estar escondidos, sufrimos discriminación de mucha gente que mejor no mencionar, pero en general la pasamos mal.

Incluso gente del mismo gimnasio me preguntó cómo no nos habíamos dado cuenta. Pero es algo que le puede pasar a cualquiera porque el virus en la ciudad desde hace rato que se lo denomina comunitario. Nuestra familia lo pasó muy mal y calculo que varios de mi gimnasio estuvieron en la misma situación”.

Inventos para no trabajar

También comentó una situación que es casi inadmisible; “lo que más me molestó es que personas de empresas afirmaron que entrenaban en el Team Mellado para no ir a trabajar. Varias veces nos llamaron, pero obviamente ninguno figuraba en el registro que llevamos.

Te puede interesar
El Gym Fight Club presentó su equipo interdisciplinario

Es que nunca pisaron el gimnasio ni tampoco los conocíamos. La verdad es que fueron situaciones increíbles, no puede ser que inventen eso para no ir a trabajar, y también nos quisieron ensuciar porque se habló de que no estábamos habilitados”, aseveró; “lamentablemente se dijeron mentiras que nos dolieron mucho. Es algo que nos costó muchos años, tenemos nuestra trayectoria y no vamos a permitir que nos acusen”, relató Mellado.

Tal vez más de 200 comercios deben haber cerrado sus instalaciones en Comodoro tras la pandemia mundial que estamos viviendo, en esa lista el virus se llevó a comerciantes históricos en la ciudad, otros que están al borde de la quiebra, y el gimnasio del Team Mellado es uno de ellos.

“Ahora estamos contentos porque pudimos reabrir, pero nosotros, los integrantes del gimnasio del Team Mellado, hemos sufrido golpes muy duros, dijo Alejandro Mellado que luego agregó que “tuvimos casos de Covid-19 y lo comento porque nunca me gustó tapar nada, lo mío siempre fue decir la verdad.

Apenas supimos, informamos a la gente de Deportes de la Municipalidad, de Salud y tuvimos que cerrar. Luego de dos meses abrimos nuevamente respetando todos los protocolos de sanidad, como lo hicimos siempre”.

“Nosotros nos veníamos cuidando muchísimo, pero el virus está en la comunidad. Fue un golpe muy duro y no sabíamos qué hacer, si seguir o no, nos afectó muchísimo, y tengo que destacar al Club Typac que nos dio una mano, nos incentivó a que sigamos. Igual agradecido a la gente del Team Mellado, aquellos que entendieron y nos bancaron por la situación. Yo, al ser el responsable de escuela lo sentí mucho.

Te puede interesar
El Gym Fight Club presentó su equipo interdisciplinario

Hernán Martínez, presidente del Ente Comodoro Deportes, siempre estuvo presente, cuando lo molesté en consejos igual. Nos dio una mano para solventar algunos gastos de alquiler y también tuvimos que salir a conseguir ese dinero para cubrir las deudas”, expresa Alejandro Mellado.

“De cerrar nuevamente, calculo que no podremos seguir”

El segundo dan de kick boxing el año pasado cerró la temporada teniendo más de cien alumnos en el gimnasio, con muy buenas capacitaciones y hasta con la presencia del múltiple campeón mundial Cristian Bosch del Dojo Serpiente de Buenos Aires.

“Yo me dedico a esto, es mi fuente laboral desde hace varios años. Detrás mío hay varios profesores que le daban clases a los chicos, gente de diversas edades, todos vivían de la actividad y funcionando bien.

Y esto nos afectó a todos. Y ahora volvimos, con turnos, haciendo solo trabajo en bolsa, funcional y aeróbico. El mayor problemas, y no soy el único afectado, es que nuestra disciplina es un deporte de contacto, pero eso está prohibido, mientras tanto nos rebuscamos de otra manera para poder subsistir esperando que pase todo esto.

Estamos desde las 9 a las 20 con turnos de una hora, con casi 30 minutos para desinfectar el lugar, con todos los elementos, la aplicación del protocolo y con un trabajo antes de largar la clase”.

“La verdad que nos cuesta muchísimo. La idea es que luego vuelvan todos los profes y por eso nos estamos acomodando.

En este momento creo que solo podremos cubrir los gastos y todo es muy sacrificado, aún tengo la idea de buscar otro trabajo, salir y dejar todo. Pero existe gente que aguantó, otros me da una mano con su presencia, pero estamos viendo hasta dónde podemos llegar. No sé cómo seguiremos hacia adelante, pero si llegamos a cerrar otra vez, calculo que no podremos seguir”, asegura Mellado.

Comentar
- Publicidad -