Denuncia por abuso sexual: “Estoy destrozada pero tengo que seguir adelante por mis hijos y mis nietas”

Claudia N. denunció en 2017 al exfuncionario municipal, Juan Khouri, por abuso sexual agravado y durante el corriente año se llevó adelante el juicio por el delito que se le endilgaba, sin embargo, la Justicia determinó absolverlo de culpa y cargo. Si bien desde la Fiscalía se solicitará la impugnación extraordinaria, la víctima decidió brindar su relato a Crónica.

“Mi postura es ir por una segunda instancia porque el juicio estuvo plagado de vicios, el juez penal Jorge Odorisio me juzgó más a mí que a la víctima, se pasó una hora hablando de mi persona en vez de hablar del hecho sucedido, del abuso sexual y me revictimizaron sin miramientos, pusieron incluso en tela de juicio la muerte de mi hijo, dijeron que mentí sobre eso” y continuó “se desacreditó a los peritos que fueron a la oficina de él, a la psiquiatra del Ministerio Público Fiscal, a mi psicólogo personal y a mi psiquiatra personal, y cuestionaron los valores de mis hijos y de mi esposo, fue mi propio hijo quien atestiguó con el corazón roto, porque a ningún hijo le gustaría contar que a su mamá la violaron”.

También planteó que en un tramo negaron que pudiera haber retornado por el camino alternativo a su domicilio dado que el 23 de marzo estaba cerrado y en realidad fue cerrado después del temporal el 29 del mismo mes. “Hay muchas cosas que no coinciden, a Khouri se le puso un cordón policial para que no lo ataquen” cuestionó.

Una agrupación y un encuentro

Sobre el hecho ocurrido en 2017, Claudia mencionó que la agrupación en la que ella militaba Fuerza Unidad Vecinalista, solía reunirse fines de semana a hacer asados e invitaban a funcionarios de manera que el 22 de marzo de aquel año concurrieron Daniel González, subsecretario de Medio Ambiente, Miguel Angel Bargas, coordinador de Defensa Civil y Juan Khouri, subsecretario de Economía en aquel momento, “le pregunté a Daniel si tenía algún lugar para que yo entre a trabajar y me dijo ‘yo no pero Juan (Khouri) tiene, entonces me siento con él para hablar y me citó a la oficina a las 20 horas, no me pareció raro porque me he reunido en ese horario con Linares, el exintendente y jamás recibí una falta de respeto de su parte, nunca tuve ningún inconveniente, menos iba a pensar que iba a pasar algo con quien vi dos o tres veces en mi vida, entonces fui” sostuvo.

Retomando el relato, indicó “cuando me estoy por ir de la entrevista tenía una bandeja firmada por el intendente con currículum y veo que hay uno con foto, entonces le digo mirá yo al mío no le puse foto para que no se asusten como para relajar el tema, cuando me voy a levantar me agarra de la cola y me da un beso, le dije ‘no pará’ y empezó a decirme que lo volvía loco y a revolear cosas y me dijo vení para acá. Cuando me desabrochó el pantalón le dije que estaba con hemorragia entonces me dijo ‘ah sí puta, entonces me la vas a chupar’, previo cerró una ventana tipo americana, una vez que me pone a hacerle sexo oral entré en shock. Llamé luego de lo que pasó y me dijo ‘vamos somos grandes’. Estuve varios días hasta que mi marido e hijos se enteraron”.

Marcha atrás con la denuncia

En este sentido, Claudia señaló que luego de lo ocurrido denunció la situación y posteriormente realizó una reunión en las 1008 viviendas y la entonces diputada Viviana Navarro la llamó por teléfono y concurrió a su domicilio donde según su relato, le planteó “Clau retirá la denuncia, pensá en los chicos del tipo, y uno como madre piensa en los chicos, medio como que quise levantarla pero no lo hice y ella a través de mi compañero de agrupación, Sebastián Villagra me mandó 8 mil pesos y me ofreció un puesto de portera. En el juicio dijo que me llevó toallitas pero soy menopáusica, ella dijo que tenía toda la espalda moreteada por los golpes de mi marido y si fuera así a ella como funcionaria pública ¿no le correspondía llevarme a una comisaría a denunciar?”

Impugnación

Para concluir Claudia comentó que como mujer sintió la obligación de hacer la denuncia y mantener su postura y añadió “pido que este delincuente vaya preso, no quiero resarcimiento económico si no pedía un abreviado, quiero a Khouri en la cárcel. Soy mujer, mamá y abuela y no quiero que ellas tengan una experiencia tan dolorosa y nefasta como yo. La semana que viene me reúno con el fiscal Cárcamo por el pedido de nulidad del juicio porque realmente estoy destrozada, mis ojos no mienten, pero tengo que seguir adelante con toda esta impotencia. Agradezco a las chicas de los pañuelos amarillos que me contuvieron un montón”.

Comentar
- Publicidad -