No hubo oferentes en la primera subasta de máquinas de la ex Guilford

Los trabajadores adquirieron la maquinaria, sin embargo el procedimiento continúa siendo lento y hace más de cuatro años esperan respuestas.

El pasado 3 de octubre se realizó la primera subasta de máquinas de la planta del barrio Industrial de la ex Guilford luego de que el juez dictara la orden para llevar adelante esta tarea como parte del proceso judicial de los trabajadores que hace cuatro años se quedaron sin labores al cerrar las dos plantas de la empresa en Comodoro sin recibir salarios adeudados ni indemnización alguna.

De esta forma, ayer comenzaron a trasladar algunas de las máquinas vendidas desde la planta del barrio Industrial a destino.

Respecto al tema, en diálogo con Crónica, el abogado de los trabajadores, Jorge Echelini, explicó “no hubo oferentes, no se presentó nadie y compramos la maquinaria con el crédito de los trabajadores, y una vez que empezamos el proceso de venta muy lento con algún interesado que ha aparecido, las máquinas se las está llevando el adquiriente, hablamos de cinco equipos que hoy están retirando” y añadió “al capital de reclamo no se llega nunca, pero con esta venta se está capitalizando parte de lo que se debe; estamos hablando de montos sustancialmente más bajos de los reconocidos en la sentencia que ronda los 16 millones de pesos, estamos lejos de esos valores”.

Te puede interesar
Se firmó un acta acuerdo para dar inicio a una obra de gas en el barrio Industrial

De igual manera, consultado sobre la lentitud del proceso, el abogado planteó “sabíamos que iba a pasar, la buena noticia que tenemos es que en algunas máquinas han aparecido interesados y por eso se pidió vender, es el inicio de un proceso de ventas en el curso del tiempo, vendrán otras subastas en los expedientes avanzados, veremos si hay oferentes y si no hay seguiremos el mismo camino de compra por parte de los trabajadores. Cada paso se hace a través de reuniones con los que están en cada juicio y se hace con su consentimiento, en este juicio los seis trabajadores estuvieron presentes en la subasta”.

Para finalizar el abogado comentó que la compra de la maquinaria tiene el fin de lograr la venta en su totalidad o por partes porque a veces solo se requieren piezas y remarcó “las máquinas del barrio Industrial están bien y las de Kilómetro 8 están muy impactadas, veremos con qué nos encontramos” y sostuvo que por la pandemia los plazos hacen aún más lento el proceso pero esperan que se pueda avanzar con más subastas teniendo en cuenta que se tiene una atención particular con el caso de Guilford por la sensibilidad y los años que han pasado.

Comentar
- Publicidad -